elnuevodiario.com.ni
  •   Ammán  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El ministro jordano de Interior, Husein Mayali, aseguró hoy a sus compañeros del Gobierno que el país no está expuesto a "amenazas directas y reales" por parte del grupo yihadista Estado Islámico (EI).

"La situación de seguridad en las fronteras jordanas es buena y estable, y no existen amenazas directas y reales sobre ellas", dijo Muyali, según un comunicado que cita sus declaraciones durante la sesión semanal del Ejecutivo.

El ministro revisó la situación de seguridad en el país a la luz de varias advertencias recibidas sobre posibles represalias a Jordania por el hecho de haberse unido a la coalición internacional contra el EI liderada por Estados Unidos.

"El gabinete subrayó que el Gobierno, las Fuerzas Armadas y los órganos de seguridad están siguiendo de cerca el desarrollo de los acontecimientos en los países vecinos y se han tomado todas las precauciones para controlar y proteger la frontera, así como para defender a Jordania contra cualquier peligro", añade la nota.

El Ejecutivo también instó a los ciudadanos jordanos a no dar credibilidad a los rumores que aseguran que existen amenazas de seguridad sobre ciertos lugares de la capital, ya que "no están basados en hechos".

Seis partidos panárabes izquierdistas rechazaron hoy en un comunicado la participación de Jordania en la coalición internacional ya que, según ellos, se trata de una excusa de Estados Unidos para recuperar su presencia militar en la región árabe tras su derrota en Irak.

El Frente al Nusra, la filial de Al Qaeda en Siria, ha amenazado a los países que integran la coalición internacional contra los yihadistas, en especial a los árabes, con vengarse de sus bombardeos contra territorio sirio.

En un vídeo difundido en las últimas horas en foros islamistas, el portavoz de este grupo, Abu Firas al Suri, calificó de "países esclavos" a Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Jordania, que han participado en los ataques aéreos liderados por EEUU.

"Esos gobiernos esclavos prefirieron apoyar la injusticia de los infieles, pero este respaldo tendrá consecuencias y los primeros en conocerlas serán los esclavos", advirtió Al Suri.