AFP
  •   Cuba  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Cuba continuará instalando los próximos dos años generadores eléctricos de fuel oil para abaratar la energía, y mantendrá en producción las termoeléctricas más eficientes, afirmó el vicepresidente Carlos Lage, según la prensa local de este sábado.

"El país está instalando 1.700 megawatts a partir de grupos electrógenos de fuel oil. De ellos ya se procedió a la instalación de más de 700, como parte de un proceso que continuará a lo largo de 2009 y 2010, pues se trata de una generación muy eficiente", dijo Lage al diario Juventud Rebelde al visitar la termoeléctrica de Cienfuegos (centro-sur).

Esa planta, de tecnología japonesa, se está sometiendo a un proceso de modernización a un costo de 50 millones de dólares.

El 98% de la electricidad cubana era producida por siete plantas termoeléctricas de vieja tecnología que hicieron crisis en 2004. El entonces presidente Fidel Castro comenzó un programa energético basado en el ahorro, que denominó 'revolución energética'.

Ese programa contempló la modernización de las termoeléctricas, que se adaptaron para consumir el crudo pesado nacional; la instalación de grupos electrógenos de diésel, y la sustitución de millones de bombillos y equipos domésticos gastadores por ahorradores.

Lage dijo que la instalación de una capacidad de generación de 1.200 megawatt por baterías de diésel "fue el primer beneficio de ese programa que se concluyó".

"Simultáneamente se tomó la decisión de instalar grupos electrógenos de fuel oil, que es un combustible más barato que el diésel", agregó.

En cuanto a las termoeléctricas dijo que "aunque algunas de las viejas plantas no seguirán funcionando y pasarán a estado de conservación debido a su elevado consumo de combustible, otras eficientes, proseguirán".

Al cierre de 2007 Cuba poseía una capacidad de generación de electricidad de 3.500 megawatts, la cual satisface la demanda máxima nacional, según datos oficiales.