AFP
  •   Londres, Reino Unido  |
  •  |
  •  |

Andrei Lugovoi, principal sospechoso del envenenamiento de Alexandre Litvinenko, declaró que estaba dispuesto a cooperar con la justicia británica, en una entrevista con el Times publicada el sábado, en vísperas del segundo aniversario de la muerte del ex agente ruso.

Lugovoi dijo estar dispuesto a enviar a Londres a su amigo Dimitri Kovtun, una de las últimas personas en haber visto a la víctima antes de que se enfermara, para que hable con los investigadores.

Alexandre Litvinenko, ex agente ruso muy crítico con el régimen del ex presidente Vladimir Putin, murió a causa de un envenenamiento con polonio 210, una sustancia altamente radiactiva, el 23 de noviembre de 2006 en Londres.

La reticencia de Moscú a cooperar con la investigación británica sobre este asesinato desató una crisis diplomática con Londres.

"Tenemos la idea de que Dimitri viaje a Londres para hablar con los representantes de la fiscalía. Buscamos una vía para lograrlo si obtenemos garantías del gobierno británico", declaró, citado por el diario.

"Si decidimos enviarlo a Londres, será muy útil para que Scotland Yard pueda continuar su investigación", añadió.

Lugovoi indicó que él mismo podría viajar a Gran Bretaña después de Kovtun, si este último obtiene garantías de que no será extraditado a Alemania, donde es buscado, según el diario que no cita esas declaraciones directamente.

Kovtun dejó rastros de polonio 210 en el domicilio de su ex esposa en la ciudad alemana de Hamburgo antes de viajar a Londres, donde se reunió con Litvinenko en noviembre de 2006.

Según el Times, Lugovoi exigiría igualmente la garantía de que no será detenido si acepta viajar a Londres.

Alex Goldfarb, presidente de la Fundación Litvinenko y portavoz de su viuda, denunció esta intervención como una operación de propaganda destinada a dar una mejor imagen de Rusia.

"Lugovoi está acusado de asesinato. Sabe perfectamente que no se le otorgará la inmunidad. Su oferta de venir a Londres es una operación de propaganda", dijo en un comunicado.