AP
  •   Lima, Perú  |
  •  |
  •  |

El presidente George W. Bush concluyó el último viaje internacional programado de su gobierno, logrando el compromiso de más naciones para trabajar en conjunto por la solución de la crisis financiera global, mientras defendió el libre comercio, su tema económico favorito de política exterior.

Bush, quien trajo el mensaje de que la economía global saldrá de su crisis en una forma mejor, sostuvo entrevistas de despedida con varios de los líderes de las otras 20 economías representadas en el Foro para la Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), incluyendo una el domingo con el presidente anfitrión, Alan García.

En los pocos segundos que duró una transmisión directa desde el lugar del encuentro Bush-García, se oyó a García referirse entre carcajadas a incidentes de la cena que ofreció en la víspera a los asistentes, después de un primer "retiro" o sesión privada en la sede del Ministerio de Defensa.

No trascendieron de inmediato los temas abordados por ambos, pero el diálogo reciente entre Perú y Estados Unidos ha girado en torno al tratado de libre comercio que el gobierno de García espera que entre en efecto antes de que Bush transfiera el cargo el 20 de enero a Barack Obama, elegido a comienzos del mes.

Durante los ocho años de su gobierno, Bush logró tratados de libre comercio con seis naciones de Centroamérica, una del Caribe y una de Sudamérica. Entre ellos no se encuentra el acuerdo con Perú, que ya está ratificado por el Congreso, y los de Colombia y Panamá, que esperan la aprobación legislativa.

En la cumbre, Bush obtuvo el endoso a un plan de acción emitido en Washington la semana pasada por otra cumbre, del G20, nueve de los cuales están presentes en Lima, para emprender acciones coordinadas contra la crisis y reactivar la ronda Doha de negociaciones de nuevas reglas para el comercio mundial.

Igualmente, Bush logró un acuerdo con Rusia, China y Corea del Sur para una reunión de expertos el próximo mes sobre cómo comunicar a Corea del Norte que tiene que cumplir sus compromisos de abandonar su programa de desarrollo de armas nucleares.

Mientras Bush se encontraba en Lima, Obama empezó a dar detalles en Estados Unidos de sus planes para estabilizar el sistema financiero de la nación y calmar mercados. Obama anunciará la conformación de su equipo económico el domingo y anunció procedimientos para salvar o crear 2,5 millones de empleos hacia enero de 2011.

Bush dijo al intervenir en Lima en una conferencia de empresarios de los 21 miembros de APEC que salir de la crisis "requerirá de tiempo".

"Pero, saldremos, y cuando se haya logrado, empezaremos una nueva era de prosperidad", declaró.