•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El director de los Centros de Control de Prevención y Enfermedades (CDC) de EE.UU., Thomas Frieden, informó hoy de que la enfermera contagiada de ébola en Dallas (Texas), identificada por su familia como Nina Pham, está "clínicamente estable".

En una rueda de prensa, el director del organismo también alertó de que puede haber nuevos contagios entre el personal que atendió a Thomas Eric Duncan, el paciente liberiano enfermo de ébola que falleció el pasado miércoles.

"Debemos considerar la posibilidad de que haya casos adicionales de ébola entre los trabajadores que atendieron a Duncan", dijo Frieden.

Inaceptable

A raíz de este contagio, el primero ocurrido dentro del país, Frieden afirmó que Estados Unidos debe "repensar" el modo en el que "aborda" el control del ébola en su propio territorio.

"Un solo contagio es inaceptable", alertó.

El director de los CDC, que tras conocerse el contagio de Pham este domingo afirmó que había habido "un fallo en el protocolo" de atención a pacientes con ébola, dijo hoy que aún no han logrado identificar qué fue lo que pasó.

De todas formas se disculpó por haber "dado a entender" que el fallo fue responsabilidad de la enfermera.

Preguntado por una posible cancelación en EE.UU. de los vuelos procedentes de Liberia, Sierra Leona y Guinea, los tres países de África Occidental que concentran la epidemia de ébola, Frieden dijo que lo importante es ahora combatir al virus en su origen.

"El enemigo es el ébola; no un país, no un paciente, no un hospital", agregó.

Pham, de 26 años, fue una de las enfermeras que atendió en el Hospital Presbiteriano de Dallas a Duncan, el primer caso diagnosticado fuera de África Occidental.