elnuevodiario.com.ni
  •   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El hombre de 54 años internado el domingo en un hospital de Santiago como sospechoso de padecer ébola fue diagnosticado con malaria, informaron este lunes las autoridades de salud.

El paciente "dio negativo (a ébola) y se puede descartar el caso", dijo en rueda de prensa el subsecretario de Salud Pública, Jaime Burrows.

Pero el hombre, que llegó a un servicio de urgencia tras presentar fiebre y haber arribado hace pocos días de África, fue sometido a otro examen, el de malaria, que dio positivo.

"Se le realizó un test rápido de malaria, que salió positivo", agregó Burrows.

Una comisión de ministros se reunió en esta jornada y determinó adoptar nuevas medidas para los extranjeros que soliciten visa de ingreso a Chile y que hayan visitado Sierra Leona, Guinea y Liberia, los tres países más afectados por la epidemia de ébola que ha dejado más de 4.000 muertos en África occidental, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"A partir del viernes esas personas tendrán que llenar un formulario con preguntas específicas en relación a países que hayan visitado y situaciones que pudieran haberlos tenido en contacto con el virus", explicó Heraldo Muñoz, canciller de Chile.

El cuestionario constará de ocho preguntas que estarán referidas a si el solicitante visitó uno de los países africanos, si tuvo contacto con algún infectado, o si cumplieron alguna labor médica o de ayuda humanitaria en esos lugares, explicó Muñoz.

Las medidas fueron anunciadas un día después de que el supuesto sospechoso de ébola llegó solo a la sala de urgencias del hospital Barros Luco, donde señaló que tenía fiebre.

El hombre informó además que había arribado desde Guinea Ecuatorial el 5 de octubre, después de hacer una escala en Madrid, tras lo cual se aplicó el protocolo como sospechoso de ébola.

En Guinea Ecuatorial no se registran casos de ébola.

Inmediatamente fue aislado, mientras que el recinto de emergencias fue evacuado, en base a protocolos acordados con la OMS.

La medida causó preocupación en el resto de las personas que se encontraban en emergencias.