•   Irak  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El yihadista Estado Islámico, EI, ha admitido que ha esclavizado a niños y mujeres de la minoría kurda yazidí en Irak, muchos de los cuales se han tenido que convertir al islam.

Según el reciente número de la revista en inglés de ese grupo en internet, Dabiq, publicado ayer, las mujeres fueron repartidas entre los combatientes del EI que tomaron el control de la localidad septentrional de Sinyar el pasado 3 de agosto, dentro de una ofensiva que provocó un éxodo de personas y agravó la crisis humanitaria.

El grupo asegura en el artículo que “una quinta parte de las esclavas fue llevada ante la autoridad del Estado Islámico”.

Añade que “este gran número de familias ‘infieles’ esclavizadas es probablemente el mayor desde el abandono de la ley islámica”. Asimismo, reconoce que ha vendido mujeres, a las que ha obligado a convertirse al islam y a casarse.

Ayer la organización de derechos humanos Human Rights Watch denunció que el EI mantiene como rehenes a cientos de miembros de la minoría yazidí en Irak, e insistió en que “el secuestro y los abusos sistemáticos contra los civiles yazidíes pueden constituir crímenes contra la humanidad”.

El origen de los yazidíes, de etnia kurda y cuya religión se basa en el zoroastrismo, se remonta a varios siglos atrás. Su creencia en el Ángel Caído como representante de Dios ha hecho que se les conozca como “adoradores del Diablo” por otras religiones.

Pruebas de vida

En la misma publicación, los yihadistas relatan las condiciones en las que vive el británico John Cantlie, secuestrado en Siria.

La organización radical atribuye la autoría de este texto propagandístico al propio Cantlie, periodista de profesión, secuestrado en noviembre de 2012 por los yihadistas y que ya ha aparecido en tres videos del EI en un simulacro de programa televisivo.

En el artículo se afirma que Cantlie vive “en una habitación oscura con un colchón en el suelo” y que compartió celda con los cuatro rehenes occidentales decapitados por el EI (los periodistas estadounidenses James Foley y Steven Sotloff y los trabajadores humanitarios británicos David Haines y Alan Henning).

“Y ahora, a menos que algo cambie muy rápido y radicalmente, yo espero mi turno”, indica Cantlie en el texto presuntamente escrito por él y cuya autenticidad no ha podido ser comprobada.

Cantlie señala que ha estado dos años completamente aislado del mundo exterior, aun así, según el texto, ha tenido acceso a algunas noticias desde que empezó a grabar los videos del EI.

 

8 nuevos ataques aéreos lanzaron las fuerzas militares de EE.UU. entre el domingo y ayer lunes contra yihadistas en Siria.

 

500 mil yazidíez y miembros de otras religiones minoritarias han huido del norte de Irak desde junio pasado y otros cientos han sido asesinados, según la ONU.

 

Estado Islámico toma control de cuartel militar

OPERATIVOS • El grupo yihadista Estado Islámico, EI, tomó el control ayer de un cuartel militar en la localidad de Hit, al oeste de la ciudad iraquí de Ramadi, capital de la provincia occidental de Al Anbar, dijo a Efe una fuente de seguridad.

El responsable de seguridad, que pidió el anonimato, precisó que los yihadistas se hicieron con el control del cuartel, después de “la retirada de las fuerzas gubernamentales”.

Explicó que las fuerzas que se encontraban en ese lugar se desplazaron, con sus armas y equipamientos, a la cercana base militar de Al Bagdadi.

Hit está controlada de forma casi total por los yihadistas, excepto el barrio de Al Bunamer, al oriente, señaló la fuente.

Por su parte, el EI aseguró en un comunicado que las fuerzas iraquíes destruyeron el cuartel antes de retirarse y que varios soldados murieron durante los enfrentamientos.

En junio pasado, los extremistas consiguieron el control de extensas zonas del norte de Irak, al tiempo que proclamaron un califato en este país y en la vecina Siria.