elnuevodiario.com.ni
  •   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos 47 personas fueron detenidas hoy en Río de Janeiro por pertenecer a una organización sospechosa de ser la principal responsable de practicar abortos ilegales en ese estado brasileño, informaron fuentes oficiales.

La Policía Civil de Río de Janeiro emitió un total de 118 mandatos de búsqueda y captura en el marco de la operación "Herodes", considerada la mayor acción realizada en Brasil para combatir este tipo de delito.

Entre los detenidos se encuentran ocho policías civiles, cuatro agentes militares, un persona con diploma de galeno falso, un bombero y diez médicos, entre ellos Aloísio Soares Guimaraes, sospechoso de ser uno de los jefes de la red.

La investigación duró 15 meses y desveló que al menos 2,000 mujeres fueron sometidas a algún tipo de intervención en clínicas clandestinas, de las cuales 80 ya prestaron declaración.

Según la Policía, en las últimas décadas la banda llevó a cabo prácticas abortivas en mujeres que se encontraban en diversas fases de gestación, incluidas aquellas en estado más avanzado, que llegaban a pagar hasta 7,500 reales (unos 3,127 dólares) por aborto.

La organización criminal actuaba principalmente en Río de Janeiro, aunque también prestaba servicios a mujeres embarazadas en otros estados del país, y en la mayoría de casos eran atendidas en locales sin condiciones de higiene y salubridad.

En la operación, que comenzó a primera hora de la mañana, participaron 70 delegados y 430 agentes de la Policía Civil.

En Brasil, el aborto es permitido sólo en tres casos: por riesgo de muerte de la madre, cuando la fecundación fue por una violación sexual y cuando el feto se forma sin cerebro.