•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • AFP y EFE

La epidemia de ébola “va más rápido que nosotros y está ganando la carrera”, estimó ayer un alto responsable de la ONU, al reclamar una serie de medidas adicionales, entre las cuales pidió 2,700 camas de hospital más para los tres países infectados con el brote en África Occidental.

“No podemos dejar que gane el ébola”, enfatizó Anthony Banbury, jefe de misión de la ONU para coordinar una respuesta de emergencia ante la enfermedad, durante una reunión del Consejo de la ONU dedicada a la epidemia.

“Esto significa que se necesitan 7,000 camas en centros de tratamiento, pero a esta fecha solo está previsto que tengamos unas 4.300, y sin el personal necesario para administrarlas”, advirtió Banbury. Además de las 2,700 camas faltantes, Banbury estableció una lista de elementos indispensables para controlar la enfermedad, como 16 laboratorios de diagnóstico, 450 equipos para tratar el cuerpo de las víctimas, 1,000 vehículos y equipamiento para protegerse.

“Se necesita más personal médico formado, medios logísticos y de transporte, teléfonos celulares y generadores”, detalló. “Esto significa más dinero”, añadió en videoconferencia desde Accra, donde la misión tiene su cuartel general.

NEFASTO PRONÓSTICO

La advertencia coincide con el cálculo de la Organización Mundial de la Salud, OMS, que estima que a principios de diciembre el número de casos de ébola alcanzará una horquilla de entre 5,000 y 10,000 casos por semana.

Bruce Aylward, director general adjunto de la OMS, coordinador operacional de la lucha contra la letal enfermedad, “espera” que en la primera semana de diciembre se alcance ese “pico”, y que a partir de ahí el número de infectados comience a decrecer de forma paulatina gracias a las acciones de lucha contra la enfermedad que se aplican actualmente.

El experto no quiso anunciar cuántos casos acumulados podría haber en ese momento, dado que esa cifra depende de muchos factores.

Dicho esto, concordó con la asunción generalizada de que la cifra de 20,000 infectados estimada hace unas semanas como factible será “superada” con creces.

Hoy, el número de infectados es de 8,914 personas, “por lo que esta semana superaremos los 9,000 casos”, y el número de decesos se sitúa en 4.447, dijo.

Actualmente, hay un promedio semanal de 1,000 contagios, y el porcentaje de mortalidad sigue situándose en un 70% de los afectados.

La idea de los responsables de la OMS es conseguir que la curva de crecimiento comience a descender a partir de principios de diciembre, y se cumpla con el objetivo de comenzar a ver un claro descenso de casos a finales de diciembre.

 

El plan 70-70-60 de la ONU

META• Para conseguir un descenso en los casos de ébola, previamente se debe haber logrado el objetivo “70-70-60”, establecido por la Misión de las Naciones Unidas para responder a la emergencia.
El objetivo “70-70-60” es lograr que en el plazo de dos meses (sesenta días a contar a partir del 1 de octubre) se consiga que el 70% de los infectados estén asilados, y que el 70% de los entierros se hagan de forma digna pero segura, para atajar así dos de los principales vectores del contagio.
La idea es que en dos meses se hayan podido detectar todas las cadenas de transmisión, explicó el director general.

 

25% de los mil millones de dólares necesarios para enfrentar el ébola, es lo que ha recolectado la ONU en seis meses.

 

4,447 muertos ha dejado la epidemia hasta ahora, de un total de 8,914 casos contabilizados.