elnuevodiario.com.ni
  •   Seúl  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Corea del Norte y Corea del Sur iniciaron hoy su primera reunión militar de alto nivel en siete años para abordar los recientes conflictos bilaterales, según reveló a la agencia local Yonhap una fuente del Parlamento surcoreano.

La reunión comenzó a las 10.00 (1.00 GMT) en la Aldea de la Tregua de Panmunjeom con el objetivo de debatir sobre la disputada frontera marítima del Mar Amarillo y el envío de globos con panfletos propagandísticos surcoreanos al Norte, informó Yonhap.

La fuente aseguró que el régimen de Kim Jong-un "no desea hacer pública" la reunión, por lo que los Ministerios de Unificación y Defensa de Seúl han rechazado pronunciarse oficialmente y tampoco se ha revelado quiénes son las autoridades que representan a ambos lados en la reunión.

El último encuentro militar de alto nivel entre Seúl y Pyongyang fue una reunión de generales en 2007, mientras en febrero de 2011 los ejércitos de ambos países celebraron una sesión a nivel de trabajo.

Las dos Coreas han experimentado algunos roces en las pasadas semanas, el último de ellos el viernes cuando el Ejército Popular del Norte disparó con ametralladoras a globos con panfletos propagandísticos enviados por activistas surcoreanos desde el otro lado de la frontera.

Las balas cayeron en territorio de Corea del Sur, por lo que las Fuerzas Armadas de este país respondieron con más disparos en un incidente que finalizó sin consecuencias, pero que avivó aún más la tensión entre ambas partes.

Previamente, el pasado día 7, patrulleras de Norte y Sur protagonizaron un intercambio de fuego -también sin consecuencias graves- en la frontera del Mar Amarillo después de que el buque norcoreano traspasara la conocida como Línea Límite del Norte (LLN) que divide a los dos países.

El régimen norcoreano no reconoce la LLN, que fue trazada por la ONU de una forma visiblemente ventajosa para el Sur tras la Guerra de Corea.

Aunque los últimos roces se han saldado sin víctimas, el Gobierno de Corea del Sur expresó su temor por la posibilidad de que Pyongyang pueda dar un paso más allá y perpetrar un ataque más serio.

Ambos países permanecen técnicamente enfrentados desde la Guerra de Corea (1950-53), que finalizó con un armisticio nunca reemplazado hasta hoy por un tratado de paz definitivo.