•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un policía salvadoreño está en cuarentena en San Salvador, aunque se encuentra bien de salud, después de llegar procedente de Liberia, uno de los países más afectados por el ébola, informaron hoy fuentes oficiales.

El policía, cuya llegada había sido anunciada hace varios días, está en cuarentena desde el pasado lunes, cuando arribó al aeropuerto internacional Monseñor Oscar Arnulfo Romero, confirmó a Efe una portavoz del Ministerio de Salud, sin dar detalles del caso.

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Benito Lara, dijo en unas declaraciones publicadas por el rotativo local La Prensa Gráfica que el miembro de la Policía Nacional Civil "pasó inmediatamente a cuarentena por un período de 21 días".

Lara recordó que "él viene de una misión" de paz de Naciones Unidas en Liberia "y hay un protocolo que seguir" por parte de las autoridades sanitarias ante los viajeros procedentes de países de la zona del brote de ébola en África.

El sitio donde está aislado el policía "no es un hospital, es un lugar especial", definido por el Ministerio de Salud, cuyos expertos están a cargo de las tareas de observación y control junto a unidades médicas de la Policía, explicó el ministro.

La ministra de Salud, Violeta Menjívar, afirmó hace varios días, cuando anunció la llegada del policía, que éste venía sin problemas de salud.

El policía es la quinta persona sometida a cuarentena en El Salvador en los últimos meses como parte de las medidas preventivas ante el brote de ébola, que ha causado más de 4,000 muertos en África Occidental, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Dos monjas de la República Democrática del Congo están en aislamiento por 21 días desde el 29 de septiembre pasado y se encuentran bien de salud, según las autoridades sanitarias y las de la iglesia católica en El Salvador.

Entre agosto y septiembre también estuvieron en cuarentena dos militares salvadoreños que integraron la misión de Naciones Unidas en Liberia. Se descartó en lo dos casos que fueran portadores del ébola.

La OMS señaló en su último balance que 4,033 personas ya murieron como consecuencia del ébola en siete países, aunque la mayoría fallecieron en Liberia, Sierra Leona y Guinea Conakry, donde la epidemia empezó el pasado marzo; la enfermedad se ha extendido a Estados Unidos y España.