elnuevodiario.com.ni
  •   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Idaho ofició hoy su primera boda entre homosexuales de su historia, lo que le convierte en el trigésimo estado de EE.UU. en empezar a celebrar este tipo de enlaces, tras superar una serie de resoluciones judiciales que bloqueaban su realización.

La primera licencia matrimonial se emitió hoy en Boise, capital del estado, a la pareja lesbiana formada por Rachel y Amber Beierle, una de las cuatro parejas que luchó en los juzgados contra la prohibición del matrimonio homosexual en el estado.

La celebración de las primeras bodas gays llega después de varios días de intensa actividad jurídica en los que el matrimonio homosexual había sido legalizado y suspendido en el estado por varios dictámenes a nivel federal y local.

El pasado 7 de octubre, la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de EE.UU. dio el primer paso al emitir una sentencia que derogó las prohibiciones del matrimonio homosexual vigentes en los estados de Idaho y Nevada.

Sin embargo, a primera hora del día siguiente, cuando ya se formaban colas a las afueras de los juzgados de parejas gays que querían casarse, el juez del Tribunal Supremo Anthony Kennedy suspendió temporalmente el matrimonio homosexual en el estado al admitir a trámite una petición presentada por el Gobernador de Idaho, el republicano Butch Otter.

La suspensión del Supremo fue tumbada el viernes, pero hubo que esperar hasta el lunes de esta semana para que la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito se reafirmara en su decisión y anunciara el inicio de las bodas entre personas del mismo sexo para hoy.

Tanto el gobernador como el fiscal general de Idaho ya han anunciado que no volverán a recurrir.

Según los medios locales, más de cien personas se acercaron hoy hasta los juzgados de Boise para felicitar a las primeras parejas a medida que salían del edificio.

Idaho, en el noroeste del país y tradicionalmente conservador, se convierte así en el trigésimo estado de EE.UU. en celebrar enlaces entre homosexuales.