•   Hong Kong  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de EE.UU. reclamó hoy a las autoridades de Hong Kong una “investigación rápida, transparente y completa” sobre la supuesta agresión de policías a un manifestante esposado durante las protestas prodemocráticas en esa región especial administrativa china.

La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, en una conferencia de prensa dijo que “la tradición establecida en Hong Kong de respeto por la legalidad y las libertades fundamentales reconocidas internacionalmente, incluida la libertad de asamblea, sigue siendo crucial para la reputación y el éxito de Hong Kong como un centro de comercio global”, añadió la portavoz. Estados Unidos “renueva su petición al Gobierno de Hong Kong de ejercer la contención, y a los manifestantes para que expresen sus opiniones de forma pacífica”.

Psaki se refería al incidente grabado en un vídeo de una cadena de televisión local, TVB, que muestra cómo varios policías golpean a un manifestante durante los fuertes choques de hace dos días, que concluyeron con 45 detenidos.

En la grabación se observa cómo seis agentes se llevan al manifestante a una zona apartada de la multitud, donde le golpean y propinan numerosas patadas durante cuatro minutos, mientras que el joven está en el suelo con sus manos atadas.

El manifestante, identificado como Ken Tsang, miembro del Partido Cívico, uno de las principales formaciones políticas pro-democracia en Hong Kong, se encontraba entre los cientos de ciudadanos que se enzarzaron con la Policía en los enfrentamientos más violentos registrados desde que estallara la revuelta, el pasado 28 de septiembre.

El secretario de Seguridad de Hong Kong, Lai Tung-Kwok, dijo que los oficiales implicados en el vídeo en el que Tsang es golpeado fueron apartados de sus puestos, mientras que el Departamento de Policía realiza una investigación de los hechos.