elnuevodiario.com.ni
  •   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El procurador general de Colombia, Alejandro Ordóñez, le pidió hoy al presidente del país, Juan Manuel Santos, explicaciones sobre los viajes que el máximo jefe de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias "Timochenko", hizo a Cuba, sede de los diálogos de paz con esa guerrilla.

Ordóñez, un férreo crítico del proceso de paz que arrancó en noviembre de 2012 en La Habana, envió una carta al jefe de Estado en la que, entre otros aspectos, le pregunta cuántas veces autorizó a "Timochenko" para viajar a Cuba "y participar en la mesa de diálogos".

La semana pasada, Santos dijo que él mismo autorizó los dos viajes que el máximo líder de las FARC hizo a La Habana y justificó su decisión alegando que esa decisión "es parte del proceso, normal" de negociación.

El Ministerio del Interior ha señalado que el número uno de las FARC "no ha participado" en la mesa de diálogos, pese a que viajó de forma autorizada a La Habana.

El titular del Ministerio Público también le pidió a Santos otras explicaciones.

"¿Cuándo el Gobierno Nacional certificó al señor alias 'Timochenko' ante las autoridades judiciales la condición de 'vocero' o 'miembro representante' del grupo al margen de la ley FARC, a fin de suspender las órdenes de captura que se han dictado en su contra?", preguntó el procurador.

Ordóñez también le pregunta al presidente cuántas órdenes de captura tiene actualmente "Timochenko".

La semana pasada el procurador Ordóñez había dicho que el país tiene el derecho de conocer el estatus jurídico de "Timochenko".

El funcionario recordó que hay órdenes de captura y reiteradas decisiones judiciales contra "quien al parecer es conducido y protegido por el Estado colombiano mientras da órdenes para secuestrar, para matar y para cometer genocidios y crímenes de lesa humanidad contra el pueblo colombiano, contra nuestro Ejército y nuestra Policía Nacional".

Santos ha insistido en que el haber autorizado los viajes de "Timochenko" no significa que haya "bajado la guardia un solo milímetro" ante los grupos guerrilleros.

Según el presidente, del mismo modo que lo negociadores del Gobierno en La Habana acuden a consultar con él sobre las decisiones que toman, los delegados de las FARC también deben consultar las suyas para que el proceso avance más rápidamente.