•   El Cairo, Egipto  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Centro Carter ha decidido cerrar su oficina en Egipto y no desplegará una misión de observación durante las próximas elecciones parlamentarias, que considera que no servirán para que Egipto avance hacia una democracia real.

Una portavoz de la organización explicó hoy a Efe hoy que ya no queda ningún empleado en la oficina del Centro Carter en Egipto, que cerró sus puertas después de tres años de trabajo.

Esta decisión se justifica en que en Egipto "el ambiente político está profundamente polarizado y el espacio político se ha reducido para los partidos, la sociedad civil y los medios de comunicación", según un comunicado.

Para el Centro Carter, las organizaciones internacionales y de la sociedad civil egipcia hacen frente cada vez a más restricciones que les impiden observar con credibilidad las elecciones.

"El actual ambiente en Egipto no es propicio para unas elecciones verdaderamente democráticas y para la participación ciudadana", denunció el expresidente estadounidense Jimmy Carter.

El fundador de la organización expresó su esperanza de que las autoridades egipcias reviertan medidas adoptadas recientemente que "limitan los derechos de asociación y de reunión, y restringen las operaciones de los grupos de la sociedad civil de Egipto".

Por ello, el Centro Carter recomienda al Gobierno egipcio que deje de reprimir a disidentes, periodistas y grupos políticos, asegure la libertad de asociación para los grupos de la sociedad civil y facilite el registro de organizaciones civiles internacionales.

Además, aconseja a las autoridades electorales que acrediten con tiempo a los observadores internacionales y les garanticen su acceso a todos los niveles del proceso y la publicación de comunicados públicos en ese periodo.