elnuevodiario.com.ni
  •   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La primera enfermera contagiada en Estados Unidos con el virus del ébola, Nina Pham, se encuentra "estable" pero aún muestra "algunos síntomas" de la enfermedad, informó hoy Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, por su sigla en inglés).

Pham fue trasladada la pasada noche desde el Hospital Presbiteriano de Dallas (Texas) a los Institutos Nacionales de Salud (NIH) en Bethesda (Maryland), a las afueras de Washington, donde se está investigando sobre la vacuna contra el virus.

En una rueda de prensa, Fauci insistió en que la joven está "de buen ánimo y completamente consciente de a lo que se enfrenta", y aseguró que su equipo hará todo lo posible para que Pham salga sana del hospital.

"Es imposible saber cómo está en comparación con otros. Está siendo tratada de manera individual" y progresando "bastante bien", agregó el especialista en enfermedades inmunológicas, quien subrayó que la enfermera está en manos de los mejores especialistas en este tipo de enfermedades.

Fauci reconoció, no obstante, que "el virus sigue ahí" y que Pham se encuentra todavía "muy fatigada" por los efectos de la enfermedad en su cuerpo.

anticuerpos

Preguntado por las transfusiones de sangre que se están haciendo a los pacientes compatibles con el tipo sanguíneo del doctor Kent Bratley, el primer estadounidense contagiado en África Occidental y que ha superado la enfermedad, el director explicó que, aunque sus efectos en otros pacientes no están claros, la sangre del médico contiene anticuerpos contra el virus.

"El plasma de la sangre del doctor Bratley -dijo- ha desarrollado anticuerpos contra el ébola. El papel que su plasma juega en los nuevos casos de ébola no está todavía claro".

Pham ha recibido sangre de Bratley, así como el otro doctor infectado, Rick Sacra y el periodista de la cadena NBC que está siendo tratado en Nebraska, Ashoka Mukpo.

La joven enfermera se contagió con el virus mientras trataba al ciudadano de origen liberiano Thomas Eric Duncan, el primer diagnosticado con la enfermedad en el país y quien falleció la semana pasada.

Como Pham, la enfermera Amber Vinson también resultó infectada tras tratar a Duncan, y fue trasladada para recibir tratamiento en el Hospital del Emory, en Atlanta (Georgia), donde Bratly logró recuperarse.

Las autoridades aún desconocen qué fallo se produjo en los protocolos de seguridad para que ambas sanitarias contrajeran el virus, por lo que casi medio centenar de trabajadores del Hospital Presbiteriano de Dallas continúan en observación ante la posibilidad de que también estén infectados.