elnuevodiario.com.ni
  •   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Autoridades del Canal de Panamá rindieron este viernes un sencillo homenaje a las miles de personas que perdieron la vida en la construcción de la vía entre los siglos XIX y XX.

En un acto religioso desarrollado en la Catedral de San Lucas de la capital panameña, el administrador del Canal, Jorge Quijano, y varios directivos recordaron a los miles de afroantillanos, chinos, europeos y estadounidenses que murieron durante la construcción de la obra.

"Este es un día especial para el Canal de Panamá, donde honra aquellas personas que hicieron posible lo que tenemos hoy para todos los panameños", dijo Quijano a periodistas.

Además del oficio religioso, donde fueron leídos los nombres de las primeras cien personas cuyas cenizas reposan desde 1924 en este templo de la Iglesia Episcopal, Quijano colocó una ofrenda floral en una pequeña capilla al costado de la Catedral.

Durante un fallido intento francés de construir el canal entre 1880 y 1904, unas 22.000 pudieron haber muerto, principalmente de malaria, fiebre amarilla y accidentes laborales.

Cuando los norteamericanos retomaron las obras, emplearon a 56.000 personas, de las cuales se estima que fallecieron 5.000.

"No podremos saber a ciencia cierta cuántas fueron las personas que dieron su vida por el Canal", lamentó a la AFP Julio Murray, encargado de la ceremonia religiosa y cuyos abuelos de Barbados y Jamaica participaron en la construcción del Canal.

"Su aporte no sólo fue material sino espiritual y ético", añadió Murray, según el cual en esta Catedral están las cenizas de más de 1.000 personas de distintos países y religiones.

Cada 15 de agosto, día en que fue inaugurada la ruta en 1914, agrupaciones de afroantillanos rinden homenaje a sus muertos tirando coronas de flores a la vía interoceánica en el llamado Corte Culebra, su parte más estrecha.

"La historia no se debe olvidar", dijo a la AFP orgullosa del tributo a sus ancestros Dilsia Miller, cuyos abuelos de Barbados y la Guyana inglesa participaron de las obras.

El Canal pasó de manos estadounidenses a panameñas en 1999 tras los acuerdos Torrijos-Carter de 1977.