•   Hilton  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El huracán Gonzalo impactó directamente con destructiva fuerza al pequeño archipiélago turístico de las Bermudas, donde dejó este sábado a la mayoría de los habitantes sin electricidad, calles cortadas por árboles caídos y casas sin techo.

Gonzalo, que ya había dejado un muerto en el Caribe, azotó por varias horas durante la noche del viernes al pequeño territorio británico en el Atlántico, con vientos de 175 km por hora y ráfagas más potentes, según meteorólogos.

A las 12H00 GMT del sábado, Gonzalo ya se encontraba lejos de las Bermudas, a 435 km al noreste, aún siendo un huracán categoría dos de las cinco de la escala de Saffir-Simpson, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) ubicado en Miami, Florida (sureste de EEUU).

Mientras el clima en las Bermudas mejoraba, las autoridades de este archipiélago turístico de 60.000 habitantes desactivaron el alerta de huracán y se entregaron a la tarea de evaluar los daños y comenzar la reconstrucción.

Al amanecer, casi toda la isla se encontraba sin electricidad: más de 31.000 de los 36.000 clientes de la empresa local BELCO carecían del servicio.

"¡Lo logramos! No tenemos idea si nuestros botes sobrevivieron. No podemos salir, las calles están intransitables. Espero que todo esté bien en las Bermudas", escribió Sharon Scott en la red social Twitter.

Pese a las inundaciones, los daños y el caos, que incluían muchas calles bloqueadas por árboles y postes de luz y un hospital con algunos destrozos, no había reportes de víctimas.

"Hay muchos sitios en las Bermudas a los que no se puede acceder en vehículos, algunos lugares están totalmente bloqueados", dijo el jefe de la policía Michael DeSilva.

El aeropuerto internacional, que al igual que todas las tiendas y escuelas permanecía cerrado desde el jueves, parecía haber soportado en buena forma la tormenta.

Gonzalo, que avanza a 35 km por hora en dirección noroeste, deberá pasar cerca de la costa este de Canadá la noche del sábado o la mañana del domingo. Se irá desinflando paulatinamente, según el NHC.

Los meteorólogos también observaban con cautela la tormenta tropical Trudy en el Pacífico, que se intensificaba rápidamente y amenazaba al sur de México con copiosas lluvias e inundaciones.

Provisiones y generadores 

Cuando se hizo evidente que Gonzalo impactaría de lleno las Bermudas, la alarma cundió entre los habitantes del próspero archipiélago británico.

Los habitantes inundaron el jueves las tiendas para comprar provisiones y generadores eléctricos.

Muchos botes fueron sacados del agua. Un barco de la armada británica debe llegar en las próximas horas para ayudar con los trabajos de recuperación tras el paso del huracán.

"Estoy satisfecho con los preparativos de las personas. Las Bermudas están preparadas, las personas están lo más seguro que se puede", se congratuló el primer ministro Michael Dunkley, en un mensaje justo antes de que comenzaran los vientos huracanados el viernes.

Gonzalo dejó a su paso por el Caribe un muerto, varios desaparecidos y destrozos.

Esta es la séptima tormenta de la temporada en el Atlántico --que se extiende entre junio y noviembre-- y el tercer huracán en tocar el Caribe este año.

El huracán Cristóbal dejó al menos cuatro muertos en agosto, cuando provocó fuertes lluvias e inundaciones en República Dominicana, las Bahamas y Turcas y Caicos.

El NHC ha señalado que esta temporada ha estado menos activa que de costumbre.