•   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) criticó este domingo las crecientes restricciones al acceso de información oficial en Estados Unidos tras las filtraciones del exagente de inteligencia Edward Snowden.

Las limitaciones para acceder a información oficial son cada vez mayores, tanto para periodistas, como para los ciudadanos, e información que "antes podía ser pública, ahora se está clasificando" como secreta, declaró a la AFP Ricardo Trotti, coordinador de Libertad de Prensa de la SIP.

En el caso de Estados Unidos, Trotti criticó el "uso indiscriminado que hacen de las excepciones a la ley para no dar información al público", siempre ateniéndose a temas de seguridad nacional.

"Se ha agudizado el problema, porque (el presidente Barack) Obama había prometido un nivel de transparencia mucho mayor al del gobierno de (George W.) Bush, y porque después de las revelaciones de Edward Snowden hubo directrices específicas de la casa Blanca y del Departamento de Seguridad y Estado, para que funcionarios ya no puedan hablar con los periodistas", señaló.

Las revelaciones de Snowden permitieron establecer la amplitud del monitoreo que Estados Unidos hace en internet, y según el informe elaborado por la SIP, tras conocer las filtraciones muchos periodistas cambiaron "su forma de relacionarse y comunicarse con las fuentes, y en algunos casos incluso les frenó de reportar sobre ciertas historias".

Por otro lado, la SIP -que celebra su 70 asamblea general en Santiago hasta el martes- destacó que en EEUU sigue sin existir una ley federal de protección de fuentes, lo que según Trotti, ha conducido a muchos periodistas a ser citados judicialmente o incluso ir a la cárcel por "querer mantener el principio ético de mantener el anonimato y proteger la fuente".