elnuevodiario.com.ni
  •   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Familiares y amigos del liberiano Thomas Eric Duncan, quien contrajo el ébola en su país natal y falleció después en EE.UU., concluyeron hoy la cuarentena de 21 días fijada por las autoridades sanitarias sin que ninguno de ellos haya desarrollado síntomas de la enfermedad.

Entre ese grupo de más de 40 personas que han permanecido aisladas durante tres semanas en Dallas (Texas) figuran la prometida de Duncan, Louise Troh, y el hijo que tienen en común.

Duncan llegó a EEUU en septiembre para casarse con su prometida cuando estaba incubando el virus de la enfermedad sin saberlo, y falleció el 8 de octubre en el Hospital Presbiteriano de Dallas, donde estuvo ingresado durante varios días.

El virus del ébola tiene un periodo de incubación de 21 días, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las personas que han tenido contacto con un paciente de ébola se consideran fuera de peligro si no desarrollan síntomas de la enfermedad durante esos 21 días.

Las enfermeras Nina Pham y Amber Joy Vinson, que trataron a Duncan en el hospital, se infectaron y están ingresadas, mientras que otros 75 trabajadores sanitarios están en observación, sin poder viajar ni permanecer en lugares públicos.

El miedo a un posible brote en EEUU se desató la semana pasada cuando se supo que, antes de ser diagnosticada, Vinson viajó en avión desde Cleveland (Ohio) a Dallas con un poco de fiebre, y con el visto bueno de un funcionario de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

En Ohio, las autoridades sanitarias se comunicaron con más de 150 personas que pudieron haber tenido contacto con Vinson en el avión o durante su estancia en Cleveland y, de ellas, una veintena están siendo monitoreadas por precaución.

Respuesta rápida

El Pentágono anunció este domingo la formación de un equipo militar especializado de respuesta rápida para combatir al ébola en EE.UU., que estará conformado por 30 personas.

Se prevé que la capacitación comience esta misma semana en Houston (Texas) y el equipo estará integrado por 20 enfermeras de cuidados intensivos, cinco doctores especializados en enfermedades infecciosas y cinco entrenadores de protocolos.

El presidente de EEUU, Barack Obama, se ha mostrado por ahora reacio a vetar los vuelos procedentes de los principales países afectados por el ébola en África Occidental (Guinea, Sierra Leona y Liberia).

Ante las acusaciones de falta de liderazgo y de lentitud para controlar el avance del virus, Obama designó el viernes a Ron Klain como "zar" federal o "coordinador de respuesta al ébola", cuya tarea será gestionar la actuación del Gobierno a nivel doméstico.