•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE y AFP

Las autoridades de EE.UU. mantenían ayer bajo vigilancia por ébola a más de 260 personas en Texas y Ohio, después de que familiares y amigos del liberiano Thomas Eric Duncan, que contrajo el ébola en su país y murió después en EE.UU., concluyeran la cuarentena sin haber desarrollado síntomas de la enfermedad.

211014 ebola

En Dallas (Texas), un total de 43 personas que habían tenido contacto con Duncan, entre ellas su prometida, Louise Troh, y el hijo que tienen en común, culminaron ayer el período de 21 días de aislamiento recomendado por las autoridades sanitarias.

Duncan llegó a EE.UU. en septiembre para casarse con su prometida cuando estaba incubando el virus de la enfermedad sin saberlo, y falleció el 8 de octubre en el Hospital Presbiteriano de Dallas, donde estuvo ingresado durante varios días.

Observan en Dallas

Las personas que han tenido contacto con un infectado se consideran fuera de peligro si no desarrollan síntomas de la enfermedad durante el plazo referido.

Las autoridades de Dallas detallaron ayer que aún hay otras 120 personas que siguen en observación por haber tenido contacto con Duncan o con las enfermeras Nina Pham y Amber Joy Vinson, que trataron al liberiano en el hospital, se contagiaron y están ingresadas.

Además, según informó la alcaldía de Dallas en un comunicado, ayer se inició el análisis de los orines y excrementos de “Bentley”, el perro de Pham, en busca de rastros del virus.

Los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea, UE, convinieron este lunes en la necesidad de aunar esfuerzos para contener la epidemia de ébola y prevenir que se convierta en una amenaza global.

UE: Más esfuerzo

“Se necesita unidad, coordinación y un mayor esfuerzo para contener el brote”, indicaron los 28 ministros de la UE reunidos en Luxemburgo, en un comunicado en el que agregaron que los países vecinos deben recibir “la asistencia necesaria”.

Entre las medidas específicas, los ministros convinieron que la Comisión Europea “garantice una asistencia apropiada a los trabajadores de salud internacionales”, incluida la opción de una evaluación médica para garantizar que, en caso de contagio, el personal en primera línea reciba la mejor asistencia médica.

Acuerdo del Alba

Entre tanto, los mandatarios de 12 países de América Latina y el Caribe aglutinados en el Alba acordaron el lunes en La Habana dar una respuesta conjunta contra el ébola.

Los mandatarios aprobaron una declaración de 23 puntos, entre ellos encargar a los ministros de Salud la “elaboración de un plan de acción” contra el ébola, a más tardar el 5 de noviembre, y su “aplicación inmediata” de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud. Para preparar el “plan de acción”, se realizará el 29 y 30 de octubre en La Habana una “reunión técnica de especialistas de la salud del Alba”, indicó el mandatario venezolano, Nicolás Maduro.

En España la enfermera que se contagió con ébola estaría ya recuperada y en Noruega una doctora de Médicos sin Fronteras que se contagió en Sierra Leona también se curó.

 

"Es un éxito espectacular (la declaratoria de Nigeria) que muestra al mundo que el ébola puede ser contenido".

Rui Gama Vaz, representante de la OMS en Abuya.

 

La ONU anunció ayer la muerte de un tercer funcionario de este organismo en Sierra Leona.

 

Declaran a Nigeria libre de ébola

CONTROL • El país más poblado de África, Nigeria, fue declarado este lunes libre de ébola por la Organización Mundial de la Salud, OMS, pero el virus sigue devastando Guinea, Sierra Leona y Liberia, donde ya han muerto más de 4,500 personas.

La declaratoria se dio en momentos en que Naciones Unidas anunciaba la muerte de un tercer funcionario de la organización internacional en Sierra Leona por el virus.

“Es un éxito espectacular (la declaratoria de Nigeria) que muestra al mundo que el ébola puede ser contenido”, dijo el representante de la OMS en Abuya, Rui Gama Vaz.

La epidemia fue contenida con un saldo de 20 víctimas, entre ellas ocho muertos, gracias a una respuesta rápida y eficaz de las autoridades.

La presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, advirtió el domingo que una generación de africanos está en riesgo por esta crisis y exhortó al “mundo entero” a “participar” en la lucha contra la fiebre hemorrágica.