elnuevodiario.com.ni
  •   Phnom Penh  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Más de 280 camboyanos sufrieron una intoxicación alimentaria tras comer tallarines caseros durante un banquete de bodas, anunció este martes la policía.

Las víctimas, sobre todo mujeres y niños, tuvieron diarreas y vómitos tras haber consumido sopa de tallarines durante una boda organizada el domingo en la provincia de Kampong Thoom, en el centro de Camboya.

"La gente se llevó sopa a su casa, para sus niños y sus familiares, por eso hay tantas víctimas", precisó a la AFP Soeung Phea, un responsable de la policía local.

Entre las víctimas hay siete mujeres embarazadas, una de las cuales tuvo que sufrir una cesárea por su estado de debilidad.

La mayoría de las víctimas seguían hospitalizadas este martes en esta región de Camboya, uno de los países más pobres del mundo.