•   Acapulco  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Hombres armados mataron este lunes a un jefe policíaco mexicano y dos agentes que resguardaban un desfile infantil en un pueblo del estado de Guerrero (sur), foco de atención en el país por la desaparición de 43 estudiantes hace un mes, informaron autoridades.

El crimen se produjo ayer en la mañana a escasos 100 metros de la Alcaldía de Cuajinicuilapa, un pueblo de 26,000 habitantes conocido como “La pequeña África de México” por su gran e inusual presencia de afromexicanos y perteneciente a la llamada Costa Chica de Guerrero.

Los hombres armados atacaron al director de seguridad pública local, Honorio Martínez, y a dos policías municipales cuando resguardaban un desfile escolar con motivo del aniversario de la Constitución del estado de Guerrero, dijo a la AFP un funcionario de ese ayuntamiento, colindante con el estado de Oaxaca (sur).

Lo habían amenazado

El tiroteo entre los agentes y el comando duró “unos 25 minutos”, agregó la fuente, que pidió el anonimato.

“¡Estuvo muy fuerte! Fue en plena calle principal (...) la gente corrió, se escondió, pero afortunadamente no resultó ninguna herida”, explicó el funcionario.

El jefe policial había recibido varias amenazas de muerte por denunciar el robo de ganado y asaltos en carreteras en este municipio, tradicionalmente ajeno al crimen organizado que impera en otras zonas de Guerrero.

El propio Martínez logró salir ileso de dos ataques el año pasado, aseguró un agente de la policía investigadora de Guerrero.

Guerrero se encuentra en estos momentos en el ojo del huracán en México desde que, el pasado 26 de septiembre, 43 estudiantes de magisterio desaparecieron tras ser víctimas de un ataque conjunto de policías locales y sicarios del cártel Guerreros Unidos.