elnuevodiario.com.ni
  •   Barcelona, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Policía española desarticuló a un grupo perteneciente a la mafia marsellesa asentado en la Costa Brava, (noreste) desde donde dirigía la entrada de cocaína procedente de Sudamérica en España.

Según informó hoy la Policía, en la operación, que contó con la colaboración de los agentes franceses, fueron detenidas ocho personas, (cinco franceses y tres españoles), que disponían de armas automáticas de guerra, y se incautaron de 420 kilos de cocaína en Tarragona, ciudad próxima a Barcelona.

Los detenidos franceses, que acumulan penas de prisión pendientes en Francia de 75 años por delitos graves, habían creado una empresa pantalla para introducir la cocaína procedente de Sudamérica y tenían relaciones con el crimen organizado de Marsella, Lyon y Niza (Francia).

Los agentes descubrieron que el grupo había enviado dos contenedores con una carga legal desde el Puerto de Callao (Perú) con destino a Barcelona, con la intención de introducir en España un gran alijo de droga escondida entre 21 toneladas de latas de conservas de pescado.

La droga fue trasladada a una nave industrial de Tarragona, donde se produjeron las detenciones y la incautación del estupefaciente.