•   Chilpancingo  |
  •  |
  •  |
  • EFE y AFP

Grupos de estudiantes, maestros y autodefensas cortaron hoy varias carreteras en México para recordar a los 43 estudiantes desaparecidos hace casi un mes y medio, cuando se lleva a cabo una jornada de protesta nacional.

En torno a las 10:30 hora local (16:30 GMT), un grupo de estudiantes de magisterio y profesores de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg) cortaron la Autopista del Sol a su paso por la capital de este estado, Chilpancingo.

El tráfico de esta vía, que une la capital mexicana con la turística ciudad de Acapulco, fue cortado en ambos sentidos y no se permite el paso a ningún vehículo.

Los participantes en esta protesta exigen la aparición con vida de los 43 estudiantes que fueron detenidos por policías y entregados al grupo criminal Guerreros Unidos, la noche del 26 de septiembre en Iguala, cuando también murieron 6 personas y 25 resultaron heridas.

Toman supermercado

En otra protesta similar, un grupo de policías comunitarios de Guerrero cortaron la carretera Chilpancingo-Chilapa, a su paso por Tuxtla, municipio donde se encuentra la escuela Normal Rural de Ayotzinapa a la que pertenecen los jóvenes desaparecidos. En este municipio, las autodefensas tienen tomado también un supermercado.

En la carretera que une Acapulco con Zihuatanejo, a la altura del municipio de Atoyac de Álvarez, también se están realizando bloqueos.

Estudiantes de casi un centenar de universidades y escuelas de todo México convocaron para hoy a la tercera jornada global por Ayotzinapa, por lo que se realizarán numerosos actos de protesta en todo el país.

La marcha más importante era la de la capital mexicana, que saldría de la residencia oficial de Los Pinos hasta el Zócalo.

Esperan pistas clave

Las autoridades esperan que la detención del exalcalde de Iguala (sur) y de su esposa, considerados los autores intelectuales de los ataques a estudiantes en septiembre, que acabaron con 43 desaparecidos, ayude a esclarecer la suerte de los jóvenes.

Indignados por la falta de noticias de los chicos, a más de un mes de su desaparición, los familiares se unieron este miércoles a una nueva marcha multitudinaria de estudiantes universitarios en la Ciudad de México.

Esta manifestación supone el arranque de tres días de huelgas, protestas y marchas universitarias que se sumarán a las numerosas protestas de las últimas semanas en todo el país para exigir justicia por el crimen.

Declaración de detenidos

El exalcalde de Iguala, José Luis Abarca, y su esposa, María de los Ángeles Pineda, empezaron a rendir declaración ante la Fiscalía General a altas horas de la madrugada del martes, sin que, hasta el momento, se haya conocido el contenido de sus esperadas revelaciones.

Una joven llamada Noemí Berumen también fue detenida en el operativo por supuestamente haberlos ayudado a esconderse.

“Espero que esta detención contribuya al esclarecimiento de la investigación”, manifestó el presidente Enrique Peña Nieto, sobre la pareja acusada de colocar el poder público de Iguala al servicio del cártel local Guerreros Unidos.

Residentes mexicanos y agrupaciones de izquierda argentina volvieron a manifestarse este miércoles ante la embajada de México en Buenos Aires para reclamar por los 43 estudiantes desaparecidos en septiembre en Iguala, al sur de México.

Mientras en Tucson, Arizona, un grupo de unos 60 estudiantes de la Universidad de Arizona se unieron ayer al dolor que sufren las familias de los 43 estudiantes desaparecidos hace casi un mes en Ayotzinapa en Guerrero (México), y pidieron un alto a la violencia que se vive en ese país.

 

Ayer comenzaron a declarar el exalcalde de Iguala, José Luis Abarca, y su esposa, pero se desconocen los detalles de las revelaciones.