elnuevodiario.com.ni
  •   Tokio, Japón  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los archipiélagos japoneses de Izu y Ogasawara, situados al sur de la bahía de Tokio, esperan hoy la llegada del potente tifón Nuri, con el recuerdo aún muy presente de los 39 muertos que dejó el año pasado en estas islas otro ciclón tropical.

A las 6:40 hora local (21:40 GMT) Nuri, el veinteavo tifón de la temporada 2014 en el Pacífico, se encontraba a unos 90 kilómetros al oeste de Chichijima, la isla principal de Ogasawara, arrastrando rachas máximas de viento de 180 kilómetros por hora, según informó la Agencia Meteorológica de Japón.

El organismo meteorológico ha activado de momento la alerta roja (el segundo máximo nivel) en Ogasawara por las tormentas y el fuerte oleaje que arrastra el ciclón.

Nuri se mueve a unos 20 kilómetros por hora en dirección noreste por lo que la agencia espera que el tifón se encuentre en el punto más cercano a las islas Izu durante la tarde del jueves, hora local.

En octubre de 2013, el paso del tifón Wipha provocó en Izu Oshima -la mayor de las islas de este archipiélago situado a apenas 110 kilómetros al suroeste de Tokio- importantes corrimientos de tierra que dejaron 39 muertos.

A los preparativos para afrontar el embate de Nuri se une la presencia desde hace algunos días de unos 200 barcos chinos en la zona que se sospecha que están recolectando coral de manera ilegal.

El Gobierno de Tokio ha advertido que no permitirá a las tripulaciones de los navíos desembarcar en las islas por el tifón, ya que la ley nipona impide a los marinos de barcos extranjeros pisar suelo japonés salvo en caso de que haya una emergencia como, por ejemplo, enfermedad, heridas graves o riesgo de hundimiento.

Por ello, la Guardia Costera de Japón ha advertido por megafonía a los barcos chinos que abandonen la zona para apartarse de la trayectoria de Nuri.