•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de Costa Rica y el sindicato de los puertos del Caribe retomarán el diálogo en las próximas horas, después de que los trabajadores suspendieran la huelga que comenzaron el pasado 22 de octubre, informaron hoy fuentes oficiales.

Este acuerdo fue alcanzado durante la noche del miércoles a través de la mediación de la defensora de los habitantes, Montserrat Solano, quien dijo que espera que a más tardar mañana se tenga clara una fecha para una reunión entre las partes.

El ministro costarricense de Trabajo, Víctor Morales, dijo este jueves a los periodistas que el objetivo es "lograr un diálogo abierto, respetuoso y apegado a la legalidad".

Por su parte, el sindicato, que inició el movimiento para oponerse al contrato para la futura construcción de un puerto privado, ha manifestado que la huelga se suspende mientras se dan las conversaciones con el Gobierno.

El acuerdo también establece que el Gobierno no aplicará sanciones a los miembros del Sindicato de Trabajadores de la Junta Administradora de los Puertos de la Vertiente Atlántica (Sintrajap) que fueron a la huelga.

El pasado viernes el Juzgado de Trabajo de la provincia de Limón (Caribe) declaró el movimiento ilegal, aunque su resolución fue apelada por el sindicato y aún no ha quedado en firme.

Huelga

El Sintrajap inició la huelga el pasado 22 de octubre unos días después de que la Sala I no encontrara irregularidades en el contrato firmado en el 2011 entre el Estado y la empresa holandesa APM Terminals, para la construcción de un puerto de 1.000 millones de dólares que operará la compañía por 30 años.

Según Sintrajap, una cláusula del contrato le otorga un "monopolio ilegal" a APM en la carga y descarga de contenedores, ante lo que ha exigido al Gobierno buscar una renegociación.

El mismo día que inició la huelga la Policía tomó el control de los puertos estatales de Moín y Limón, en la provincia de Limón (Caribe), y el Gobierno contrató personal local y extranjero, con lo que la operación de las terminales se ha mantenido con normalidad.

El Gobierno ha dicho que los argumentos del sindicato para irse a la huelga no tienen justificación y se ha mantenido firme en que no planteará una renegociación a APM, pues eso afectaría la seguridad jurídica del país.

Lo único que está pendiente para que APM pueda empezar a construir el puerto es un pronunciamiento de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) sobre la viabilidad ambiental del proyecto, para lo cual tiene plazo hasta marzo próximo.