elnuevodiario.com.ni
  •   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Tres familias que fueron a enterrar a sus parientes en un camposanto de la capital panameña tuvieron que abrir ellos mismos las fosas, pese a haber pagado por el servicio, informó hoy la prensa local.

El hecho insólito se dio el jueves en el cementerio de Utivé en Pacora, a unos 40 kilómetros al este de la capital panameña, precisó el Canal 13 de la televisión local, que agregó que el alcalde de la ciudad, José Isabel Blandón, "ordenó una investigación" al conocer el caso.

Blandón expresó en su cuenta de la red social Twitter que "he ordenado una investigación administrativa para deslindar responsabilidades por lo ocurrido. Mis disculpas a las familias".

"Según contó el señor René Mendieta, ellos firmaron un contrato y realizaron el pago correspondiente para la reserva y uso del espacio donde se enterraría a su familia. Al llegar el cementerio, después de la respectiva misa, se encontraron con que la fosa no estaba abierta", detalló Canal 13.

Mendieta explicó que el administrador del cementerio, no identificado, les notificó que desconocía de los sepelios que se realizarían.

"Seguido de él llegaron dos sepelios más, en la misma situación. Las familias tuvieron que abrir las fosas con herramientas que consiguieron y no solo eso, sino que cada familia tuvo que esperar a que la otra terminara para abrir la fosa ya que ni siquiera había personal en el cementerio para hacerlo", apunta.