•   Bagdad, Irak  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La caída de los precios del petróleo afectó mucho a la economía de Irak, cuyos ingresos presupuestarios previsionales bajaron un 27% en el último año, indicó este sábado el ministerio del Petróleo.

"La economía iraquí y el presupuesto federal se vieron muy afectados por la bajada prevista de los ingresos, y más del 27% de los ingresos presupuestarios previsionales" no entrarán en las cajas del Estado, según el comunicado del ministerio.

Irak depende en gran medida de sus exportaciones de petróleo e intenta aumentar sus ventas para financiar la reconstrucción de sus infraestructuras, afectadas por más de 10 años de violencia desde la invasión estadounidense de 2003.

Los precios del crudo cayeron a su nivel más bajo en cuatro años, perdiendo un cuarto de su valor desde junio, a causa de una oferta abundante, de una bajada de la demanda y de malas previsiones económicas mundiales.

Irak se enfrenta, además, a su región autónoma del Kurdistán (norte), que anunció el viernes haber exportado crudo por valor de 2.870 millones de dólares desde principios de año, sin pasar por las autoridades federales.

Bagdad considera que esas exportaciones son ilegales, ya que, según el gobierno, la energía producida en las regiones pertenece al conjunto del país. El Kurdistán afirma, por su parte, tener derecho a vender el petróleo y acusa al ejecutivo de no devolver los ingresos que transitan por él.

Los ingresos petroleros iraquíes también se ven mermados por la ofensiva yihadista del grupo Estado Islámico, que conquistó áreas enteras del país.