elnuevodiario.com.ni
  •   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El sistema de salud guatemalteco, cuyos empleados realizan hoy una manifestación pacífica, afronta la "peor crisis de su historia", asegura el ministro de ese despacho, Luis Enrique Monterroso.

El funcionario, quien asumió el cargo en septiembre pasado, dijo en una entrevista que publica el diario local Prensa Libre que encontró en la dependencia una contratación "excesiva" de personal administrativo y "corrupción enraizada".

Monterroso sustituyó en el cargo a Jorge Villavicencio, a quien el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, le pidió la renuncia por las irregularidades en el ministerio y su gobierno lo demandó penalmente por malversación de más de 400 millones de quetzales (52,6 millones de dólares).

El ministro asegura que para llegar a la crisis que afronta el sistema de salud no fue un descuido de dos meses, sino es un cúmulo de descontrol administrativo y fuga de medicinas.

Los centros hospitalarios sufren de escasez debido a que la deuda a las farmacéuticas superan los 500 millones de quetzales (65,7 millones de dólares).

De acuerdo con las farmacéuticas esta "es la peor crisis en la historia del sistema de salud" debido a "los robos y la corrupción", sostiene.

El funcionario dijo que ya interpusieron ante la Fiscalía más de 23 denuncias por abuso de autoridad, incumplimiento de deberes, hurto, por plazas fantasmas y corrupción.

Monterroso indicó que la falta de recursos en esa cartera también afecta a los empleados que no han recibido sus salarios y califica de "legítimas" las peticiones.

Más de 3.000 trabajadores de Salud realizan hoy una manifestación pacífica en la capital para demandar el pago de sus sueldos.

El Organismo Ejecutivo ha solicitado al Congreso la aprobación de 4.000 millones de quetzales (526,3 millones de dólares) en bonos del tesoro para cumplir con las necesidades en salud, seguridad y pago de deuda, pero hasta ahora los diputados no han empezado a analizar la petición.