•   Washintong, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los presidentes de Guatemala, Honduras y El Salvador presentarán este viernes en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) un plan "transparente" para atraer inversiones a la región y evitar así que sus ciudadanos se sientan "forzados" a emigrar a EE.UU. por la falta de oportunidades.

Muchos centroamericanos no encuentran "suficientes oportunidades" en sus países y emigrar pasa de ser una "opción" a una "obligación", argumentó hoy el canciller de El Salvador, Hugo Martínez, durante una charla en el centro de estudios Atlantic Council de Washington.

"La mejor forma de evitar la migración" es invertir en el "capital humano" y en el desarrollo de la región "para que la gente se quiera quedar", sostuvo, por su parte, el canciller de Guatemala, Carlos Raúl Morales Moscoso.

Los dos ministros resumieron así el objetivo fundamental del "Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo del Norte", que será presentado este viernes en el BID por los presidentes de Honduras, Juan Orlando Hernández; de Guatemala, Otto Pérez Molina; y El Salvador, Salvador Sánchez Cerén.

El evento será moderado por el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, y también participará el vicepresidente estadounidense, Joe Biden.

Migración infantil

Otro de los propósitos fundamentales de esta reunión es prevenir otra oleada de niños migrantes como la que llegó a la frontera sur de Estados Unidos entre marzo y junio pasado, según adelantó a Efe una fuente de la Casa Blanca al anunciar el encuentro en octubre pasado.

Menores no acompañados, procedentes en su mayoría de Honduras, Guatemala y El Salvador, llegaron en cantidades masivas entre marzo y junio pasado a territorio estadounidense por la frontera sur.

Un total de 68.541 menores fueron detenidos cuando intentaban entrar en Estados Unidos entre el 1 de octubre de 2013 y el 30 de septiembre pasado, frente a los 38.759 del anterior año fiscal, según el informe de cierre del ejercicio de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP).

Tras la oleada entre marzo y junio, el flujo de menores comenzó a reducirse notablemente a partir de julio, en parte por las medidas adoptadas por los gobiernos del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y de sus homólogos centroamericanos.

Según el BID, en la reunión se analizarán los elementos necesarios para "mejorar el clima de trabajo y de negocios, garantizar gobiernos más efectivos, generar más empleos, reducir la pobreza, fortalecer la calidad de los servicios y ampliar las oportunidades" en los países de origen de los migrantes.

Inversiones

Los cancilleres salvadoreño y guatemalteco coincidieron este jueves en que es vital atraer inversiones hacia sus países y que, para ello, hay que empezar por reducir los precios de la energía eléctrica en la región y mejorar las infraestructuras.

"La transparencia es clave para el éxito del plan", enfatizó Martínez.

Morales, por su parte, destacó que este plan es diferente a la Iniciativa de Seguridad Regional de Centroamérica (CARSI), con la que Estados Unidos ha destinado casi 500 millones de dólares desde 2008 para combatir la inseguridad en la región.

El "Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo del Norte" se centra en problemas estructurales "y no exclusivamente en la seguridad", según Morales, quien agregó que esa iniciativa ha sido diseñada directamente por los gobiernos de la región, y no por Estados Unidos.

"No estamos aquí para pedir dinero. Estamos aquí para hacer una alianza con nuestros socios en Estados Unidos y crear inversiones para nuestros países", comentó el canciller guatemalteco.

Los cancilleres de Honduras, El Salvador y Guatemala ya presentaron el plan al secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, en septiembre durante un encuentro en Nueva York.

Kerry prometió entonces hacer "todo lo posible" para ampliar la ayuda económica a esos países y felicitó a sus gobiernos por los esfuerzos para reducir los flujos de migración ilegal hacia Estados Unidos