elnuevodiario.com.ni
  •   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La hondureña Gabriela María Reina, acusada por la Justicia de su país de lavado de activos en perjuicio del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), aseguró ayer a Acan-Efe en Panamá que es inocente y que se trasladó a este país después de recibir “amenazas”.

El director de Fiscales del Ministerio Público (Fiscalía) de Honduras, Rolando Argueta, declaró ayer en Tegucigalpa que se había localizado a Reina en Panamá y que su despacho había solicitado ayuda a la Policía Internacional (Interpol) para detenerla y repatriarla.

Reina es acusada de “lavado de activos” en perjuicio del IHSS, cuyo exdirector Mario Zelaya está detenido en Tegucigalpa acusado de corrupción, señaló ayer Argueta a los periodistas, sin dar más detalles del caso.

Reina contactó este viernes a Acan-Efe en Panamá, donde reside desde “mayo pasado” después de recibir “amenazas”, según explicó, y aseguró que está siendo acusada “de algo que realmente no tiene soporte legal”.

Alega amenazas

“Yo salí de Honduras en mayo de este año para acá con mi esposo y mis hijos, que ellos sí son panameños, por amenazas, y viendo que mediáticamente me querían hacer daño. Yo tuve que salir”, dijo.

Explicó que “tenía una empresa de bienes y raíces en Honduras y yo fui la intermediaria en la venta de algunas propiedades a los funcionarios del Seguro Social, por eso es que ellos me están queriendo involucrar en todo eso”.

“Yo tenía mi empresa privada, yo le puedo enviar copia del expediente sobre lo que ellos me están queriendo acusar y se va a dar cuenta de que no hay ningún sustento”, sostuvo Reina.

Negó que esté huyendo de la Justicia de su país, ante la cual ha dado “declaraciones” por su caso, según afirmó.