elnuevodiario.com.ni
  •   Roma, Italia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las autoridades italianas rescataron a más de 900 personas en el mar en las últimas 24 horas, a pesar de las esperanzas de que la proximidad del invierno detendría el flujo de migrantes que intentan cruzar el Mediterráneo.

La mayoría de los rescatados viajaban a bordo de embarcaciones cuando tuvieron problemas en mar abierto, en el canal entre Libia y Sicilia, un paso estrecho y traicionero en el que se ahogaron miles de migrantes que intentaban alcanzar Europa en los últimos años.

Un total de 477 migrantes llegaron a Porto Empedocle en la costa meridional de Sicilia, tras haber sido rescatados por un buque metanero durante la noche. Otras 354 personas, recogidas por un buque patrulla italiano, desembarcarán en la cercana ciudad de Pozzallo en las próximas horas.

Los guardacostas también interceptaron un yate con 80 supuestos migrantes a bordo cerca del puerto de Crotone al sureste de Italia.

La embarcación abarrotada había navegado durante seis días desde Turquía bajo una falsa insignia italiana y llevaba niños a bordo, cuatro de los cuales tuvieron que ser hospitalizados tras el desembarco.

La policía detuvo al capitán del barco al que acusa de tráfico de personas.

Más de 3.300 personas murieron en el último año al intentar alcanzar las costas europeas, según agencias para los refugiados.