•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Universidad Centroamericana, UCA, de El Salvador conmemoró ayer los 25 años, que se cumplen hoy, de la matanza de seis sacerdotes jesuitas, cinco de ellos españoles, y dos mujeres, perpetrada por militares durante la guerra civil que vivió este país centroamericano en 1980-1992.

Las actividades incluyen la elaboración y exhibición de alfombras de serrín de colores dedicadas a las víctimas, un foro académico sobre el impacto político de la matanza, una procesión, una misa, una vigilia y actos culturales, según fuentes de la UCA.

Asimismo, el secretario de Estado español para la Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Gracia, colocará una ofrenda floral ante la tumba de las víctimas, dijeron a Acan-Efe fuentes diplomáticas españolas.

El hecho

Gracia concluyó ayer en El Salvador una gira regional que le ha llevado también a Costa Rica y México.

En la madrugada del 16 de noviembre de 1989, en plena guerra civil de El Salvador, un grupo de militares ingresó a la UCA y asesinó a tiros a los seis jesuitas y las dos mujeres.

Las víctimas son los jesuitas españoles Ignacio Ellacuría(entonces rector de la UCA), Segundo Montes, Armando López, Ignacio Martín Baró y Juan Ramón Moreno, así como el salvadoreño Joaquín López.

En el ataque también fueron asesinadas la cocinera Elba Julia Ramos y su hija Celina, de 16 años, ambas salvadoreñas.

La UCA ha celebrado en los últimos días diversas actividades religiosas, académicas y culturales para conmemorar la masacre, que sigue en la impunidad.

Los 20 militares salvadoreños involucrados en los hechos no han sido castigados en El Salvador, aunque siguen bajo proceso judicial en la Audiencia Nacional de España.

España también recuerda

El Gobierno de España también homenajeó ayer en la UCA de El Salvador a los jesuitas asesinados.

Gracia se reunió con el rector de la UCA, Andreu Oliva, y otras autoridades del centro académico, junto al embajador de España en El Salvador, Francisco Rabena, entre otros miembros de su comitiva.

Asimismo, visitó una exposición fotográfica alusiva a la tragedia, que ocurrió en la madrugada del 16 de noviembre de 1989, durante uno de los períodos más cruentos de la guerra civil salvadoreña.