•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Colombia suspendió el proceso de paz con las FARC tras el secuestro de un general del Ejército, en la peor crisis desde el inicio de los diálogos hace dos años y poniendo ayer una fuerte presión sobre esa guerrilla comunista para su liberación.

181114 negociacion

El presidente Juan Manuel Santos ordenó a sus negociadores no viajar a Cuba para las pláticas que debían reiniciarse hoy con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en negociaciones que se desarrollan en La Habana desde el 19 de noviembre de 2012 sin un cese al fuego en Colombia, con miras a poner fin a un conflicto armado de medio siglo.

Tras una reunión de urgencia con la cúpula militar, Santos dijo la medianoche del domingo pasado que la captura del general, el oficial de más alto rango secuestrado por las FARC, y otras dos personas es “totalmente inaceptable” y exigió su liberación “cuanto antes”.

El brigadier general Rubén Alzate fue capturado por hombres armados la tarde del domingo en una zona remota cerca de Quibó, capital del departamento del Chocó (oeste), junto al cabo primero Jorge Rodríguez y a la abogada Gloria Urrego, durante un desplazamiento de civil para la supervisión de un proyecto energético, según relató el lanchero que los trasladó y quien logró escapar.

Espera que se aclare

Santos, que suspendió las pláticas “hasta tanto no se aclare y se liberen estas personas”, atribuyó el secuestro a las FARC, el principal grupo rebelde del país.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, viajó al Chocó, donde este lunes tenía lugar un consejo extraordinario de seguridad para analizar la situación. El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) también fue convocado para una eventual mediación.

Además de las FARC, en el Chocó, una empobrecida región sobre el Pacífico colombiano, operan otros grupos ilegales, como el guevarista Ejército de Liberación Nacional (ELN) y la banda criminal “Clan Úsuga”, surgida tras la desmovilización de paramilitares a mediados del 2000.

La Unión Europea (UE) llamó a una liberación “de inmediato y sin condiciones” de los rehenes. “El secuestro (...) pone seriamente en riesgo las negociaciones de La Habana”, indicó Catherine Ray, portavoz de la jefa de la diplomacia europea Federica Mogherini.

Momento crítico

El expresidente de Colombia y actual senador, Álvaro Uribe, llamó por su parte a la comunidad internacional a exigir a las FARC el cese unilateral de las hostilidades, un tema sensible que polariza a la sociedad colombiana.

El exmandatario, duro crítico de los diálogos y afín de volver a una estrategia ofensiva para finalizar el conflicto, opinó que “Colombia necesita urgentemente recuperar el sendero de seguridad”.

[Te interesa: [Video] Santos acusa a las FARC por secuestro]

Las FARC se comprometieron a inicios de 2012 a no secuestrar más civiles, pero se reservaron el derecho de capturar a policías o militares, considerados prisioneros de guerra.

“El secuestro devela lo difícil que es mantener una negociación en medio de una confrontación en curso, sin cese al fuego, con una guerrilla cada vez más irregular”, dijo a la AFP el director del centro de estudios del conflicto Cerac, Jorge Restrepo.

FARC hablará hoy

Los negociadores de la guerrilla de las FARC hablarán hoy con la prensa en Cuba para pronunciarse, al parecer, sobre la suspensión de los diálogos de paz decidida por el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, tras el secuestro de un general, informó ayer el gobierno cubano.

El Centro de Prensa Internacional, un departamento del Ministerio de Relaciones Exteriores cubano, convocó a los medios extranjeros a una “conferencia de prensa de la Delegación de las FARC de Colombia” para hoy a las 9:00 locales (14:00 GMT).

La delegación de las FARC en Cuba se ha limitado a publicar un ‘tuit’ diciendo a sus lectores “mantén pendiente”, pero sin mencionar el caso de los tres secuestrados el domingo pasado en el departamento colombiano de Chocó, en el oeste de ese país.

La conferencia de prensa se realizará en el Palacio de Convenciones de La Habana, el mismo donde se han desarrollado las conversaciones de paz desde el 19 de noviembre de 2012.

 

El brigadier general Rubén Alzate fue capturado por hombres armados la tarde del domingo en una zona remota cerca de Quibó, junto a otras dos personas