•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente ruso, Vladimir Putin, aseguró hoy que está gratamente "sorprendido" por la cálida acogida que le dieron en Brisbane tanto el pueblo australiano como sus colegas de los países del G20.

"Conozco las declaraciones de mi colega australiano y cómo cubrió todo esto la prensa, pero en la práctica no hubo nada de eso", dijo Putin en un foro de política social celebrado en Moscú, al ser preguntado por las críticas que recibió en la cumbre del G20 por el papel de Moscú en la crisis de Ucrania.

"Los socios australianos crearon un ambiente realmente acogedor para el trabajo, en la búsqueda sincera de una solución a los problemas que afronta la economía mundial", aseguró Putin, acerca de la supuesta fría acogida que le reservaron sus colegas.

El jefe del Kremlin dijo estar especialmente "sorprendido" por "la cálida acogida a la delegación rusa por parte de los ciudadanos de a pie".

"No sé ni cómo explicarlo. Pero, desde luego, con aplausos, con signos de atención, muy acogedor", añadió.

Putin minimizó las "declaraciones belicosas" de otros líderes del del G20 y dijo que "probablemente esa es la cultura política con la que agitan la atmósfera. Pero en la vida real no hubo nada parecido en el trabajo".

"Discutimos de forma muy constructiva todos los temas para los que nos habíamos reunido, e incluso cuestiones relacionadas con la catástrofe del Boeing malasio. Les aseguro que todo se hizo no sólo en los limites de la cortesía, sino de forma muy amistosa", subrayó.

Putin también tuvo palabras de elogio para el primer ministro de Australia, Tony Abbot, quien -dijo- "moderó el evento de forma muy sensata, lo hizo todo fácil, con una sonrisa, y en este sentido hasta tenemos que aprender algo de él".

Los medios internacionales informaron profusamente el pasado fin de semana de los desplantes que había sufrido Putin en la cumbre de mandatarios y de las acusaciones que le lanzaron nada más llegar acerca de la supuesta presencia de tropas rusas en el este de Ucrania.

[Te interesa: Putin, acosado por las críticas de Occidente en la cumbre del G20]

El Kremlin ha negado tales desplantes y quitado importancia al hecho de que Putin abandonara Brisbane antes de terminar la cumbre.

Hoy el presidente ruso volvió a insistir en que se fue un poco antes porque tenía que volar 21 horas hasta Moscú, donde tenía muchas cosas que hacer, y añadió: "ya sé cómo son estas cosas: más de 20 personas y la salida se hace por orden alfabético. Por eso era mejor irse un poco antes".