•   Kiev, Ucrania  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El jefe de la diplomacia alemana, Frank-Walter Steinmeier, llegó el martes a Kiev, desde donde viajará luego a Moscú, para tratar de desactivar las tensiones entre Rusia y Occidente, mientras la OTAN denunciaba un importante refuerzo militar ruso en la frontera con Ucrania.

191114 rusia

Es la primera vez que un responsable de alto nivel de un gran país europeo viaja a Kiev y Moscú desde el aumento de los enfrentamientos militares en el este de Ucrania, a pesar de la tregua firmada en Minsk en septiembre pasado.

“Los acuerdos de Minsk no son perfectos, pero son acuerdos básicos. Hay que respetar esos acuerdos”, declaró Steinmeier en una conferencia de prensa junto al primer ministro ucraniano, Arseni Iatseniuk, que por su parte acusó a Moscú de “violarlos groseramente”.

La visita del ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, principal mediador entre Ucrania y Rusia, tiene como trasfondo el temor de “una guerra total” en el este del país, donde cinco soldados ucranianos murieron en las últimas 24 horas.

Evitar guerra

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo que existe un “refuerzo militar dentro de Ucrania y en el lado ruso de la frontera”, durante una reunión de ministros de Defensa de la Unión Europea en Bruselas.

Ucrania y la OTAN acusan desde hace días al ejército ruso de haber desplegado tanques y tropas en la región, afirmaciones que la diplomacia rusa califica de “elucubraciones”.

El ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, declaró por su parte en Minsk que no había que esperar avances inmediatos.