elnuevodiario.com.ni
  •   Ammán  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de Jordania llamó hoy a la "autocontención" de Israel y condenó "todos los ataques a civiles", tras la muerte ayer de cinco personas en un agresión cometida por dos palestinos en una sinagoga en Jerusalén.

"El Ejecutivo, que ha estado siguiendo los peligrosos acontecimientos en Jerusalén, pide autocontención y reitera la actitud firme de Jordania de condenar todos los ataques a civiles y actos de terrorismo y violencia sin excepción", dijo el portavoz gubernamental, Mohamed Momani, en un comunicado difundido por la agencia oficial de noticias Petra.

El gobierno jordano también instó al fin de todas las "medidas unilaterales israelíes y agresiones recurrentes que están afectando a la mezquita de Al Aqsa", la tercera en importancia en el islam y ubicada en la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén, escenario en las últimas semanas de una creciente tensión.

Momani reclamó que la comunidad internacional "rechace todas las justificaciones para la violencia y el terrorismo en Oriente Medio y garantice la disponibilidad de una atmósfera adecuada para relanzar las negociaciones entre palestinos e israelíes partiendo de la visión de los dos Estados".

En el atentado perpetrado ayer por dos palestinos en una sinagoga de Jerusalén Oeste murieron cinco personas, cuatro rabinos y un agente de policía que acudió al lugar de los hechos, el peor ataque registrado en la ciudad desde 2008.

Pese a la condena del Gobierno de Ammán, la Cámara baja del Parlamento de Jordania comenzó hoy su sesión leyendo la "fatiha", el versículo que abre el Corán, para los "dos héroes palestinos" que cometieron esa agresión.

Esa acción también fue aplaudida por el movimiento palestino islamista Hamás y la Yihad Islámica, al igual que por el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP).

Jerusalén es testigo de una creciente tensión desde la desaparición y asesinato de tres estudiantes judíos en un bloque de colonias en Cisjordania, cuyos restos fueron localizados en Hebrón, suceso al que siguió el asesinato de un adolescente palestino de Jerusalén Este por radicales judíos que actuaron en represalia.

Esos asesinatos fueron la antesala del conflicto bélico en Gaza y desde entonces han aflorado el recelo y provocaciones mutuas entre las dos comunidades en Jerusalén, donde en los últimos dos meses han muerto tres israelíes y una ecuatoriana arrollados por automóviles conducidos por palestinos, y un rabino fue tiroteado y herido grave.