•   Kabul, Afganistán  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Afganistán continúa hoy el recuento de los muertos en el ataque suicida perpetrado ayer en un partido de voleibol en el que murieron 60 personas, una matanza de la que los servicios secretos afganos, NDS, responsabilizan a la red Haqqani.

Ningún grupo insurgente ha reclamado la autoría del ataque, algo inusual, ya que los numerosos ataques que sufre el país asiático suelen ser reivindicados por los talibanes, pero hoy las autoridades acusaron a uno de estos grupos directamente.

"La red Haqqani se encuentra detrás del ataque suicida mortal que mató e hirió a un centenar de civiles", publicó la NDS en su cuenta de twitter.

Los servicios de inteligencia, en un comunicado posterior, responsabilizaron de ser los cerebros del atentado a dos importantes miembros de esta red, Qari Omari y el mulá Rahimulá, también conocido como mulá Kabir, quien reside en la zona de la matanza.

Ambos están a las órdenes del comandante insurgente Abdulá Bilal, considerado "gobernador en la sombra" en las zonas donde actúa la insurgencia en esta provincia, según la NDS.

El ataque fue cometido el domingo por un suicida, llamado Ismail, que hizo estallar las bombas que portaba en un recinto deportivo en el que se jugaba la final de un torneo de voleibol entre distritos en el área de Yahya Khel, en la provincia de Paktika, en el sureste afgano.

La facción Haqqani, adscrita a los talibanes afganos pero con cierta autonomía, controla amplias zonas del sureste de Afganistán mediante una estrategia de vasallaje tribal e ideológico, particularmente en las provincias de Paktia, Paktika y Khost, aunque algunos analistas creen que sus principales dirigentes tienen sus bases en las áreas tribales paquistaníes.

 

[Te interesa: Más de 50 muertos en atentado suicida]