•   Montevideo  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Expertos de 18 países de la región afirmaron hoy que Latinoamérica y el Caribe debe modernizar y actualizar su legislación portuaria para afrontar los cambios experimentados por el transporte marítimo en los últimos veinte años.

Esa fue una de las principales temáticas debatidas en Montevideo durante el primer seminario hemisférico de legislación portuaria que arrancó en la capital uruguaya bajo el título "La legislación portuaria frente a las tendencias globales".

La reunión es una iniciativa organizada por la Organización de Estados Americanos (OEA), la Comisión Interamericana de Puertos (CIP) y la Administración Nacional de Puertos del Uruguay (ANP).

"En efecto, la legislación portuaria de América Latina y el Caribe en general debe ser revisada y actualizada, porque hay navíos más grandes, hay más cargas, hay nuevas tecnologías e infraestructuras y procedimientos, y modernizaciones en la gestión que necesitan ser soportadas por una nueva legislación, apta, moderna y actualizada", indicó a Efe Jorge Durán, jefe de la secretaría de la CIP.

Impulsar el comercio en la región

En ese sentido, el presidente de la ANP, Alberto Díaz, explicó que en toda la región "las leyes portuarias tienen aproximadamente veinte años" y fueron creadas con la idea de "dar una intervención más activa al sector privado" en ese campo a principios de los años noventa.

"Lo que se está viendo y eso lo han planteado los representantes en el seminario, es que esa legislación está quedando obsoleta en función de las nuevas modalidades de operación de hoy y que hacen falta cambios", añadió.

Díaz apuntó que en el seminario, que culminará el martes, la idea es desarrollar "un marco legal común" para esta nueva realidad, que sea general y que permita a cada país "tener sus particularidades".

Además de la modernización de la legislación, otro de los temas que se trató fue la necesidad de impulsar el comercio entre los países de la región, algo que se verá potenciado con la ampliación del Canal de Panamá, lo que se estima hará crecer el intercambio interregional en un 50 %, destacó Durán.