elnuevodiario.com.ni
  •   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, Luis Augusto Castro, hizo hoy un llamamiento para que no se presenten "interferencias" en la liberación un general y otras cuatro personas secuestradas por las FARC en los departamentos de Arauca y Chocó.

"El llamado a las FARC es que efectivamente cumplan con esto que han dicho, que no vaya a haber obstáculos", señaló el prelado en un comunicado de la Conferencia.

A renglón seguido, monseñor Castro señaló que "no siempre los inconvenientes son de parte de la guerrilla, pueden ser también de parte del Ejército o por otras causas" y concluyó que, de todos modos, "esperamos que todo salga bien".

Si todo sale como está previsto, las FARC pondrán en libertad este martes a los soldados César Rivera y Jonathan Díaz en un lugar acordado del departamento de Arauca (este), donde fueron secuestrados el 9 de noviembre último.

Sin embargo, lo que está en suspenso es la liberación del general Rubén Darío Alzate, el cabo Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego, cuyo secuestro en el Chocó dio lugar a que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ordenara suspender los diálogos de paz con las FARC en Cuba.

El máximo jefe de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias "Timochenko", señaló hoy en un comunicado que la suspensión de la actividad militar necesaria para la entrega no se está cumpliendo.

Además, acusó a Santos de organizar "paralelamente una operación militar" para recuperar a los secuestrados a través de un rescate.

Entre tanto, el viceministro de Defensa, Jorge Enrique Bedoya, desmintió cualquier intento de rescate y explicó que el despliegue militar es para proteger a la población.