•   FERGUSON, EE.UU.  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobernador de Misuri (centro) ordenó este martes el despliegue de más soldados en la ciudad de Ferguson, tras los violentos incidentes de la noche anterior, por el anuncio de que el agente blanco que mató a un joven negro desarmado en agosto pasado no será juzgado.

“En total, habrá más de 2,200 miembros de la Guardia Nacional en la región. Las vidas y la propiedad deben ser protegidas. Esta comunidad merece tener paz”, dijo el gobernador Jay Nixon a periodistas.

La cifra triplica los 700 que estaban en las calles cuando la violencia estalló la noche del lunes, después de que un gran jurado decidiera que no se presentarán cargos contra el policía blanco Darren Wilson.

Reporte de daños

Manifestantes quemaron edificios, saquearon comercios y dispararon contra policías de este suburbio de Saint Louis de 21,000 habitantes, la mayoría de origen afroamericano.

La Policía reportó 29 detenidos, 12 edificios quemados y al menos 150 disparos realizados contra los uniformados, sin que hubiera heridos.

El presidente Barack Obama y la familia del joven negro Michael Brown habían reclamado que se mantuviese la calma. El mandatario estadounidense dijo que las protestas deben ser pacíficas y que la Policía debe actuar con “moderación”.

“Estamos profundamente decepcionados con que el asesino de nuestro hijo no deba enfrentar las consecuencias de sus actos”, manifestó la familia Brown en un comunicado, en el que pidió “respetuosamente que las manifestaciones permanezcan pacíficas”.

A lo largo y ancho de EE.UU. se repitieron las manifestaciones. Indignadas, miles de personas salieron a las calles en Nueva York y Washington, en repudio a un fallo que consideran alienta el racismo y hace caso omiso del uso discriminatorio de la fuerza que emplean policías contra miembros de las minorías.

El jurado había señalado que no había pruebas suficientes para procesar a Wilson, de 28 años, quien disparó contra Brown tras un altercado con el joven, a quien consideró sospechoso de un robo de cigarrillos ocurrido poco antes.

Los doce miembros del jurado --nueve blancos y tres negros-- llevaron a cabo un trabajo “completo y profundo”, declaró a la prensa el fiscal de Saint Louis, Robert McCulloch: escucharon 70 horas de testimonios de unas 60 personas y a tres médicos forenses, y examinaron cientos de fotografías.

Fallo controvertido

El fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, dijo que continuará una investigación federal independiente, ya abierta, concerniente a derechos civiles sobre la muerte de Brown y sobre la actuación de la Policía de Ferguson.

Por su lado, uno de los abogados de la familia Brown aseguró que el fallo del jurado era “una acusación contra el sistema”. “Este sistema siempre permite que la Policía hiera y mate a nuestros hijos y no pase nada. Tenemos que cambiar esta dinámica”, dijo Benjamin Crump a la cadena CNN.

 

El gobernador de Misuri dijo que la comunidad merece la paz, y que las vidas y la propiedad deben ser protegidas.