elnuevodiario.com.ni
  • Lima, Perú |
  • |
  • |
  • EFE

Una avioneta de matrícula boliviana que se estrelló en Perú el pasado sábado tenía un cargamento de 356 kilos de cocaína, según informó hoy un comunicado conjunto de los ministerios de Defensa y del Interior.

La avioneta Cessna fue interceptada por una patrulla militar peruana en la región Junín y en su intento de huir se estrelló en una zona agreste del llamado Cañón del Diablo, a la altura del río Tambo.

El piloto fue hallado muerto al día siguiente y su identificación se encuentra en proceso, indicó el comunicado.

"El trabajo conjunto de interdicción aérea no letal ejecutado por las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional permitió frustrar el transporte de este cargamento de droga con destino a Bolivia", señaló la fuente oficial.

Asimismo, el hallazgo de la aeronave permitió conocer la cantidad de droga transportada, además de equipos satelitales de comunicación, en un procedimiento que contó con la participación del Ministerio Público (Fiscalía).

El Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas informó el sábado pasado de la detección de la avioneta a la altura de la base contrasubversiva del Valle Esmeralda, en el distrito de Tambo, en la provincia de Satipo, durante un patrullaje aéreo sobre pistas de aterrizaje clandestinas en el eje de los ríos Apurímac y Ene.

Las "aeronaves de las fuerzas del orden intentaron persuadir a la narcoavioneta para que aterrice", pero "ésta realizó maniobras temerarias y evasivas, lo que terminó produciendo su siniestro", precisó entonces la información oficial.

La zona del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), donde cayó la nave, es por su inaccesibilidad una de las regiones de alto cultivo de hoja de coca y de existencia de laboratorios clandestinos para la elaboración de cocaína.

Desde esa región de ceja de selva las mafias del narcotráfico sacan la droga en avionetas o en las mochilas de hombres a pie que intentan confundirse entre los pobladores.