•   Bagdad, Irak  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Parlamento iraquí aprobó el jueves por una amplia mayoría el acuerdo que prevé la retirada de las tropas estadounidenses antes de fines de 2011, cuando se cumplirán ocho años de la invasión que derrocó al ex dictador Saddam Hussein pero sumió al país en el caos.

El documento, que comprende 30 artículos, fue adoptado por 149 diputados de los 198 presentes, mientras 35 votaron en contra, indicó a la AFP el vicepresidente del Parlamento Jaled Al Atiyah.

Los principales grupos parlamentarios sunitas, chiitas y kurdos votaron a favor.

Según el diputado sunita Ayad al Samarrai, 14 diputados pertenecientes a difentes grupos se abstuvieron. El Parlamento cuenta con 275 escaños.

El presidente estadounidense George W. Bush felicitó de inmediato a los legisladores iraquíes.

"Felicitamos a los miembros del Consejo de Representantes por reunirse para aprobar estos acuerdos históricos que responden al interés común y duradero de nuestros países y de la región", dijo Bush.

La aprobación del acuerdo corona un año de arduas discusiones entre Bagdad y Washington, por un lado, y entre los grupos sunitas, chiitas y kurdos, por otro. Pero aún debe ser ratificado por el Consejo presidencial, integrado por el presidente Jalal Talabani y dos vicepresidentes, uno sunita y otro kurdo.

Inmediatamente después de que empezara la lectura íntegra del acuerdo, los diputados del clérigo radical chiita Moqtada Sadr se levantaron gritando "¡No a la ocupación!" mientras enarbolaban pancartas que decían "No al acuerdo".

El texto prevé que "todas las fuerzas estadounidenses", que cuentan con 150.000 miembros, "tendrán que haber salido del territorio iraquí el 31 de diciembre de 2011 a más tardar".

El 30 de junio de 2009, a más tardar, todas las fuerzas de combate estadounidenses deberán haberse retirado de las ciudades, pueblos y localidades de Irak.

"El territorio iraquí, así como su espacio aéreo y sus aguas, no podrán ser utilizados como punto de partida o de paso para ataques contra otros países (...) En caso de amenaza o de agresión interna o externa a Irak (...) Estados Unidos tomará todas las medidas, diplomáticas, económicas o militares necesarias para ponerle freno", dice el texto.

La sesión parlamentaria, transmitida en directo, había comenzado con la adopción de un proyecto de ley "sobre las reformas políticas", que toma en cuenta parte de las demandas sunitas para un mejor reparto del poder.

Ese proyecto de ley también fija una amnistía para los prisioneros acusados de haber participado en actos de insurgencia contra el gobierno iraquí tras la intervención liderada por Estados Unidos en 2003 para derrocar al régimen del ex dictador Saddam Hussein.

Precisa asimismo que la comisión electoral debe organizar "antes del 30 de julio un referéndum popular" sobre el acuerdo de seguridad con Estados Unidos.

Esta fue la condición puesta por los grupos sunitas para votar al lado de chiitas y kurdos en favor del acuerdo con Estados Unidos.

El embajador de Estados Unidos en Irak, Ryan Crocker, y el jefe de las fuerzas estadounidenses en el país, el general Ray Odierno, "se congratularon" por la adopción del texto.

Mientras el Parlamento estaba reunido, en la ciudad septentrional de Mosul dos kamikazes cometieron atentados contra convoyes de la policía matando a dos civiles e hiriendo a otras 19 personas, entre ellas 15 policías.