•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El líder histórico y fundador del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) de México, Cuauhtémoc Cárdenas, renunció al partido, en medio de la crisis por la desaparición de 43 estudiantes hace dos meses.

“De manera irrevocable, presento ante este Consejo Nacional mi renuncia como miembro del Partido de la Revolución Democrática”, anunció Cárdenas en una carta dirigida a su partido, el mayor de la izquierda en México.

La renuncia de Cárdenas ocurre tras fuertes cuestionamientos al PRD, en el poder en la Gobernación del violento Estado de Guerrero (sur) y en la ciudad de Iguala, donde el 26 de septiembre desaparecieron los estudiantes tras un brutal ataque de policías y narcotraficantes.

El PRD, que ha admitido que pasa por su peor crisis desde su fundación en 1989, reconoció que fue un error haber postulado al ahora detenido exalcalde de Iguala, José Luis Abarca, quien está acusado de ordenar el ataque a los estudiantes, y quien ya contaba con investigaciones previas por homicidio y vínculos con el narcotráfico.

Líder moral del PRD

Hace una semana, Cárdenas, considerado líder moral del PRD, había pedido la renuncia de la dirigencia del partido, incluido su presidente Carlos Navarrete, quien admitió “errores”, prometió rectificaciones y una mayor fiscalización sobre los candidatos para las elecciones de gobernadores y alcaldes de 2015. En medio de esta crisis, ambos se reunieron este martes temprano para discutir sus inquietudes sobre el rumbo del partido, en una cita que el político de 80 años consideró que llegó “demasiado tarde”.

En el encuentro, que en la mañana ante las cámaras pareció cordial, Cárdenas dijo haber constatado sus discrepancias sobre “las medidas que deben adoptarse para recuperar la credibilidad de la organización” y decidió renunciar a su militancia, explicó en la carta divulgada la noche del martes.

“Ante la disyuntiva de correr el riesgo de compartir responsabilidades de decisiones tomadas por miopía, oportunismo o autocomplacencia en las que no haya tenido cabida la autocrítica (...) he preferido correr el riesgo de recibir críticas”, manifestó Cárdenas, hijo del expresidente mexicano Lázaro Cárdenas (1934-1940), quien nacionalizó la industria petrolera.

La desaparición de los estudiantes tiene también al presidente Enrique Peña Nieto en su peor crisis de credibilidad desde que asumió hace dos años el poder, pero en la izquierda provocó una suerte de implosión.