• Pekín |
  • |
  • |
  • EFE

Los Carabineros (policía militar italiana) detuvieron ayer a 56 personas vinculadas al conocido como “Grupo de Nápoles”, a quienes se atribuye la responsabilidad de “casi la totalidad del dinero falsificado a nivel mundial”, según un comunicado.

La operación, puesta en marcha en 2012, ha concluido con la detención de estos presuntos falsificadores procedentes de Nápoles, Palermo, Caserta, Avellino (sur de Italia) y Génova y Turín (norte), que “desarrollaban su actividad principalmente en Europa”, según la nota de los Carabineros.

A los detenidos se les responsabiliza de casi la totalidad del dinero falsificado a nivel mundial, según el comunicado y en concreto, del 90% del dinero falso que hay en circulación en el mundo.

según el fiscal de Nápoles, Giovanni Colangelo, en declaraciones recogidas por los medios locales.

Los detenidos han pasado a disposición judicial, acusados de asociación ilícita y falsificación de dinero.