elnuevodiario.com.ni
  •   HONG KONG  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Joshua Wong, uno de los responsables estudiantiles del movimiento prodemocrático de Hong Kong, y otros dos líderes anunciaron ayer que empezarán de inmediato una huelga de hambre.

“En estos tiempos turbulentos, hay un deber. Hoy (ayer) estamos esperando pagar el precio, estamos deseando tomar responsabilidades”, escribieron los estudiantes en Facebook tras anunciar la huelga de hambre en el principal campo de protesta, frente a la sede del gobierno central de Hong Kong.

Wong y dos mujeres del movimiento, Lo Yin-wai y Wong Tsz-yuet, explicaron que quieren presionar para que el Gobierno de Hong Kong responda a sus reivindicaciones de que en 2017 las elecciones en este territorio chino sean totalmente libres.

La situación seguía siendo tensa este lunes en Hong Kong, después de una noche de enfrentamientos entre la policía y los manifestantes prodemocracia que intentaban rodear la sede del gobierno.

EE.UU. pide moderación

Estados Unidos renovó este lunes su llamado a las autoridades de Hong Kong a demostrar moderación ante las manifestaciones democráticas en la región china y denunció el rechazo de Pekín de permitir la entrada de parlamentarios británicos.

Desde que estalló esta crisis en la excolonia británica, Washington procura no criticar abiertamente a China, exhortando simplemente a las autoridades de Hong Kong a no reprimir manifestaciones que Estados Unidos considera “pacíficas”. “Seguimos llamando a los manifestantes a expresar sus opiniones de forma pacífica y a las autoridades de Hong Kong a demostrar moderación”, declaró la portavoz del Departamento de Estado Jennifer Psaki. La vocera, que instó al diálogo entre ambas partes, subrayó que su gobierno manifiesta “regularmente” su posición ante China y Hong Kong.

Igualmente, la diplomacia estadounidense expresó su “preocupación por informaciones según las cuales Pekín intenta impedir la entrada de parlamentarios británicos a Hong Kong”.

Gobierno amenaza

El jefe del Ejecutivo de Hong Kong afirmó este lunes que las nuevas manifestaciones del movimiento prodemocrático eran “intolerables”, luego de que la policía reprimió a los estudiantes que trataron de irrumpir violentamente en la sede gubernamental.

La policía de este territorio retrocedido a China rechazó por la fuerza a los militantes prodemocráticos que trataron durante la noche del domingo rodear la sede del poder político, provocando algunos de los enfrentamientos más serios desde el 28 de septiembre.

Leung Chun-ying, jefe del Ejecutivo, sugirió que pronto podrían tener lugar nuevas operaciones policiales.