•   Rabat, Marruecos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Cuarenta y siete personas han muerto y dos permanecen desaparecidas tras diez días de intensas lluvias e inundaciones en Marruecos, según datos oficiales hechos públicos hoy por el ministerio del Interior.

Las lluvias caídas desde el pasado 27 de noviembre hasta hoy han dejado once muertos y dos desaparecidos, que se suman a los 36 muertos registrados entre el 20 y el 27 del mes pasado como consecuencia de un temporal como no se recuerda en décadas y que ha azotado sobre todo a las regiones del sur del país.

De los once muertos de los últimos días, ocho fueron aplastados por los muros de adobe de sus casas, que no resistieron la acumulación de lluvia, mientras que otros tres fueron arrastrados por ríos fuera de control, al igual que los dos desaparecidos.

Las operaciones de rescate lanzadas por las Fuerzas Armadas, la Gendarmería y Protección Civil han permitido rescatar a 1,093 personas, casi todas de las regiones de Agadir y Guelmim, en los confines del Sahara Occidental.

Además, otras 1,690 personas fueron evacuadas a lugares seguros de forma preventiva al conocerse la llegada de nuevos frentes de lluvia, también en las provincias del extremo sur.


Aldeas incomunicadas


Quedan todavía 253 aldeas incomunicadas en nueve provincias del país debido a la caída de puentes y al corte de carreteras: cinco de la red nacional, catorce de la regional y 16 de la provincial siguen cerradas al tráfico.

Estas aldeas están siendo aprovisionadas por vía aérea con mantas, tiendas de campaña y paquetes con productos de primera necesidad.

En algún caso, como la ciudad de Ifni, en la costa atlántica, el abastecimiento de comida, agua potable y gas se hace desde ayer por mar, mediante barcos pesqueros, por el corte de todas las carreteras que la unen con el resto del país.

Los esfuerzos de la Protección Civil han conseguido hasta el momento sacar del aislamiento a otro centenar de poblados.

Según varios medios, algunas ciudades de las más castigadas por el temporal han registrado en solo 24 horas la cantidad de lluvia (250 mililitros) que normalmente cae durante todo un año.