•   Nueva York, EE. UU.  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los precios del petróleo en Nueva York terminaron ayer en un nuevo mínimo en más de cinco años en un mercado a la defensiva en medio de una oferta abundante y la revisión a la baja de las previsiones de precios.

El barril de “light sweet crude”, WTI, para entrega en enero cayó US$2.79 al quedar en US$63.05 en el New York Mercantile Exchange, Nymex, un mínimo de cierre desde el 29 de julio de 2009, cuando terminó a US$62.90.
 
En Londres el barril de Brent del mar del Norte para igual entrega cerró en el Intercontinental Exchange, ICE, con una caída de US$2.88, a US$66.19.  Es su nivel más bajo de cierre desde el 28 de septiembre de 2009, cuando terminó en US$65.88.

“Los mercados prosiguen su caída”, observó Tim Evans, de Citi Futures.

SOBREOFERTA EN 2015

Un cúmulo de factores es responsable de esta nueva caída de precios, según expertos, que citan las señales de debilidad económica en el mundo, en particular en China, la corrida hacia el dólar que encarece el barril, y las previsiones de una oferta abundante el año próximo.

Según Evans “la mayoría de los operadores se dan cuenta de que el equilibrio entre oferta y demanda no será durante mucho tiempo”.

“A pesar de la caída de precios, un informe de la firma Baker Hughes muestra un nuevo incremento del número de pozos perforados” en EE.UU, destacó el analista. La cifra va en aumento.

“Sin una intervención de la OPEP, los mercados podrían verse cada vez más afectados por la sobreoferta”, consideraron los analistas Adam Longson y Elizabeth Volynsky, de Morgan Stanley. La oferta debería “alcanzar un máximo en el segundo trimestre de 2015”, añadieron.

Estos analistas revisaron en fuerte baja, de alrededor de 30%, sus previsiones de precios del crudo en 2015, de US$98 dólares a US$70 dólares para el Brent en Londres.