• Oslo, Noruega |
  • |
  • |
  • AFP

La adolescente paquistaní Malala Yousafzai, galardonada con el Premio Nobel de la Paz, rompió a llorar el jueves al ver el uniforme escolar que vestía cuando los talibanes intentaron matarla y que aún presenta rastros de sangre.

Durante la inauguración de una exposición dedicada a ella y al también laureado, el indio Kailash Satyarthi, en el centro Nobel de Oslo, Malala no pudo contener su emoción a su paso frente al uniforme.

[Te interesa: Multa para mexicano que irrumpió en ceremonia del Nobel de la Paz]

"Eres muy valiente, eres muy valiente", le dijo a la joven Satyarthi mientras le daba un beso en la cabeza, según la agencia NTB.

El 9 de octubre de 2012, los talibanes paquistaníes detuvieron el autobús escolar de Malala, de entonces 17 años, en el norte de Pakistán y le dispararon una bala en la cabeza por, a su juicio, profanar el islam.

Desde entonces, la joven, que logró sobrevivir al atentado, se ha convertido en un icono mundial de la lucha por la educación de las niñas.

Malala y Satyarthi recibieron el miércoles el Premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos en la lucha contra la explotación infantil y en la defensa del derecho a la educación.